domingo, 26 de febrero de 2012

La charla de Enresa deja más dudas de las que resuelve

Dudas sobre la no disposición de un plan de emergencia o la incapacidad de contestar sobre los peligros de la radioactividad, demuestran que el oscurantismo nuclear también rodea al ATC. La Plataforma, por su parte, realizó ayer una charla informativa en Fuentelespino de Haro.

El viernes 24 de febrero se celebró en la localidad conquense de Villalgordo del Marquesado, la primera charla abierta al público fuera de Villar de Cañas, de la empresa pública encargada de la construcción del basurero nuclear (ENRESA). A dicha charla, en la que participaron cerca de un centenar de vecinos y vecinas del propio municipio y comarca, asistieron personas con distintas posturas sobre el ATC pero con una idea en común: solventar las dudas que cada uno podemos aún albergar sobre el asunto.

Pero lo cierto es que la charla no terminó por solventar ninguna de la dudas sino que, "más bien, acrecentó los temores de los asistentes debido a que, principalmente, los técnicos de ENRESA no pusieron luz sobre los temores, sino que los evadieron, evitaron y soslayaron. De esta manera, el ciudadano medio salió con las mismas dudas que entró y, para colmo, empezó a conocer el oscurantismo nuclear que rodea todas estas instalaciones" declaró María Andrés (portavoz de la Plataforma y vecina de Villares del Saz) a la salida del Acto.
 
"ENRESA llega tarde, muchas personas están indignadas, por un lado por haber tenido que esperar dos años a que se les informe, y por otro, por no haber sido consultadas en algo que les va a influir en su forma de vida" afirmó Andrés.
 
Aún así, sí se conocieron ciertos detalles. Por ejemplo, y para sorpresa de la Plataforma, se reconoció que no existe plan de emergencia para Villar de Cañas y comarca y, por lo tanto, no hay nada preparado por si hubiera cualquier error en la manipulación de la basura nuclear nacional. Tampoco se explico con detalle las operaciones a desarrollar en el Centro Tecnológico: sólo se habló de "estudio de la evolución del combustible nuclear gastado encapsulado" lo cual genera muchas dudas. Se volvió a constatar la ausencia de proyecto y a certificar que, a día de hoy, ni siquiera están en propiedad pública los terrenos que deberían albergar dicho mastodonte radioactivo.

Tampoco existe un plan para el transporte de los residuos: la operación más peligrosa en la gestión de residuos radiactivos de alta. No se aclaró el medio de transporte (tren o carretera), el número de viajes o los dispositivos de información y alarma en caso de accidente.
En definitiva, ENRESA ha mostrado que en el proyecto hay un alto grado de imprevisión y en la comunicación al público, falta de concreción.

Por su parte, la Plataforma realizó ayer por la tarde, una charla informativa en Fuentelespino de Haro (donde el alcalde es a la vez el Presidente de la Diputación de Cuenca) que tuvo que ser en la plaza de la localidad por no tener autorización para reunirse en ningún local. En dicha charla se trató de despejar las dudas de los asistentes, algunos de los cuales venían con las preguntas que no fueron contestadas satisfactoriamente el día anterior en Villalgordo. "Los asistentes a Fuentelespino se mostraron mayoritariamente optimistas, manifestando que cada vez ven más claro que el proyecto se puede parar", declaró Job Moya (coportavoz de la Plataforma) tras su intervención en la charla.

 
La Plataforma se encuentra preparando la cadena humana del 11 de marzo a las 12 en la Plaza Mayor de Cuenca. Previamente, el 8 de marzo a las 19:00 en el Centro Cultural Aguirre, se realizará un coloquio sobre el ATC a cargo del Dr. Julio Gutiérrez, Catedrático de Física Atómica Molecular y Nuclear de la Universidad de Alcalá de Henares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada