jueves, 8 de octubre de 2020

La sentencia del Supremo que anula la ampliación de la ZEPA de El Hito es recurrible

La Plataforma insta a la Junta a colaborar en el diseño de un recurso pues entiende que tiene algunos argumentos débiles

Los principales afectados son los habitantes de la comarca, que gracias a la ZEPA podrían tener un futuro sostenible e ilusionante

La sobreactuación del alcalde de Villar de Cañas y los dirigentes del PP provincial muestran su desesperación a la vista de que el proyecto del ATC se aleja

Una vez analizado el contenido completo de la sentencia 1221/2020 [1] de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca muestra su decepción. Consideran que es un revés importante pero no definitivo.

Para la Plataforma, la sentencia muestra debilidades que permitirían su recurso. Las más destacadas son:

-       Resta credibilidad a la documentación de SEO BirdLife y a la declaración de su director de conservación que marcan los límites de la IBA nº192 en su versión de 2011 con los terrenos del ATC dentro.

-       El alto tribunal no ha tenido en cuenta suficientemente los criterios técnicos, al igual que pasó en la sentencia (posteriormente recurrida en casación) de 2018 del TSJ. No argumenta adecuadamente aspectos relacionados con el estatus y criterios de conservación de la avifauna ni de gestión de espacios naturales. Esta falta de criterio técnico se demuestra en numerosos pasajes de la sentencia. Un ejemplo: da por bueno que existen “…especies propias de un humedal como la grulla…”. Cuando es bien sabido que la Grulla Común (Grus grus) no es una especie acuática. El tribunal podría haber solicitado una pericial independiente, que proporcionara soporte técnico a la sentencia, cosa que no ha hecho.

-       La sentencia centra sus argumentaciones en la usurpación de competencias del gobierno central por parte de la Junta de CLM. Pero no se expone en ningún momento, que el inicio de la tramitación de la ampliación de la ZEPA no lo realiza la Junta de oficio, se inicia a instancia de parte: es la ciudadanía organizada a través de la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca, la que solicita en junio de 2015 la ampliación de la ZEPA. Es más, la Plataforma comienza la preparación de la estrategia y la documentación técnica en marzo de 2015, cuando era presidenta del gobierno de Castilla-La Mancha Cospedal. Además en marzo de 2010, más de un año y medio antes de la designación de Villar de Cañas para albergar el ATC, la Plataforma puso de manifiesto los valores naturales de la zona defendiendo su protección a través de 1.600 alegaciones. Por ello no se considera suficiente argumentar que la Junta no había ampliado de oficio y anteriormente a la designación de la ubicación del ATC, la ZEPA de El Hito. En definitiva, el papel de la Plataforma ha sido muy relevante en la tramitación de la ampliación de la ZEPA de El Hito, pero ni siquiera merece la más mínima mención en el texto de la sentencia.

Por todo ello, la Plataforma solicita al gobierno regional y especialmente al Consejero de Desarrollo Sostenible José Luis Escudero, volver a sentarse para plantear conjuntamente un recurso ante la sentencia del Supremo. En 2017, la Plataforma ya se personó con abogado y presentó conjuntamente las alegaciones al recurso que interpuso ante el TSJ de CLM la abogacía del estado y el ayuntamiento de Villar de Cañas contra la ampliación de la ZEPA  de El Hito. La Plataforma como representante de la ciudadanía, tiene mucho que decir en este aspecto. 

Para María Andrés (portavoz de la Plataforma) “Nos da la impresión de que la Junta ha dado por cerrado el asunto del ATC con demasiada precipitación. Desde la Plataforma llevamos tiempo diciendo que debemos permanecer activos contra un cementerio nuclear que, paradójicamente, sigue vivo. Por eso queremos decirle a Escudero que nos escuche, como hizo el anterior equipo de gobierno, pues tenemos un objetivo común: parar de una vez por todas el cementerio nuclear. Para conseguir este objetivo debemos trabajar conjuntamente en un recurso y conseguir tener mayor incidencia en el gobierno central”.

Aunque la sentencia no es suficiente para que siga adelante la tramitación del ATC en Villar de Cañas, sí que puede facilitar en un futuro su autorización, puesto que sí era necesario despejar este aspecto legal. En la situación actual, solo sería necesario la emisión de la declaración de impacto ambiental (DIA) para que el gobierno actual o futuro pudiera emitir la “Autorización previa o de ubicación” del ATC, que ya cuenta con el visto bueno del CSN. 

Para María Andrés, portavoz de la Plataforma “La vicepresidenta Ribera ha manifestado que  no se pronunciará sobre el ATC hasta que no se apruebe el 7º Plan de Gestión de los Residuos Radiactivos (7ºPGRR), debido a los problemas geológicos de los terrenos. Pero para tranquilidad de la ciudadanía y en especial del vecindario de la comarca de Villar de Cañas, pedimos a Ribera que deniegue dicha autorización y así evitar que un gobierno futuro decida construir el ATC en nuestra provincia. 

La alegría del alcalde de Villar de Cañas y de Benjamín Prieto por esta sentencia es difícil de entender, pues un cementerio nuclear no es el modelo de desarrollo sostenible que necesita la comarca. Sus declaraciones fuera de tono se enmarcan en la propaganda política ante la desesperación de ver un ATC paralizado y que poco tiene que ver con el contenido de la sentencia y la realidad de la tramitación del ATC”. Ha finalizado Andrés.

La Plataforma y las organizaciones que forman parte de ella, han defendido con insistencia un futuro esperanzador para los ciudadanos del entorno de Villar de Cañas a través de la ZEPA de El Hito. La entrada de la zona en la “Red Natura 2000”, habría garantizado el apoyo de las instituciones comunitarias y el acceso a programas europeos, que tienen asociados dotaciones económicas para el mantenimiento de las actividades agrícolas y ganaderas tradicionales. De esta manera la comarca podría haberse beneficiado de un modelo de desarrollo sostenible, justo lo contrario de lo que representaba el cementerio nuclear.


[1] Se adjunta la sentencia

miércoles, 19 de agosto de 2020

La Plataforma registra sugerencias al trámite ambiental del 7º Plan de residuos radiactivos

La Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca ha presentado un amplio documento con sugerencias sobre múltiples aspectos no recogidos en el documento de inicio estratégico

La construcción de un ATC sigue siendo la principal opción de Enresa para el almacenamiento intermedio de los residuos radiactivos de alta actividad

Con un retraso de siete años, por fin el gobierno inició en marzo,  los diferentes procedimientos  para la aprobación del “7º Plan General de Residuos Radiactivos” (7ºPGRR). Hay que recordar que La Comisión Europea ha apercibido al Reino de España con una sanción por no disponer de un plan de gestión de residuos radiactivos.

En junio, se inició el periodo de “sugerencias previas” el “Documento de inicio estratégico” (DIE) [1] que ahora ha recibido la contestación de la Plataforma [2].

Pero a pesar del retraso, lo primero que ha llamado la atención a la Plataforma es que el borrador del 7º plan es casi idéntico al anterior y sigue planteando como única solución al almacenamiento intermedio, la construcción de un ATC. Esto significa que, en caso de aprobarse el plan en la actual redacción, el ATC de Villar de Cañas puede ser designada para albergar el ATC.

Otro aspecto llamativo es que el DIE, sí que plantea otra solución para el almacenamiento intermedios de los residuos radiactivos de alta actividad (RAA) y el combustible nuclear gastado (CG). A esta solución la denomina “Almacenes temporales descentralizados” (ATD) pero sin precisar su número o ubicación.

Las sugerencias de la Plataforma van en la línea de descartar el ATC por innecesario y más impactante y defiende la alternativa de 7 almacenes temporales en la misma ubicación de las centrales nucleares. También, sugiere que se evalúe por separado tres alternativas: un ATC, tres ATD y siete ATD/ATI.

María Andrés (portavoz de la Plataforma) ha declarado: “A pesar del tiempo transcurrido, tenemos la sensación de estar de nuevo en 2010: a la espera de la decisión del gobierno sobre la ubicación del ATC. Parece que los 10 años transcurridos no han servido para que la empresa pública que gestiona los residuos radiactivos (Enresa) repiense su plan, puesto que la aventura del ATC en Villar de Cañas es evidente que ha fracasado y se ha llevado por delante decenas de millones de Euros y buena parte de su prestigio. Pero Enresa, lejos de hacer autocrítica sigue sosteniendo su modelo de gestión a pesar de la fuerte contestación social y política”.

miércoles, 11 de marzo de 2020

Tras 9 años de Fukushima y más de 10 de la Plataforma, sigue la lucha contra el cementerio nuclear de Villar de Cañas

Hoy se cumplen  9 años del terrible accidente de Fukushima, cuyas consecuencias están aún por evaluar y que pone en evidencia los enormes riesgos de la energía nuclear.
En el Reino de España se está gestando la decisión más importante en materia nuclear de las últimas décadas: el modelo de gestión de los residuos nucleares, pero este debate se está hurtando a la ciudadanía.
Mientras, en una pequeña localidad de Cuenca un alcalde pretende contradecir las evidencias y defiende ubicar en su pueblo una de las instalaciones nucleares más peligrosa de Europa y en unos terrenos con enormes riesgos geológicos.

El gobierno de Sánchez se comprometió a la tener listo el 7º PGRR (Plan General de Residuos Radiactivos) en 2019 y un plan viable de financiación. Pero solo ha cumplido el segundo de sus compromisos, incrementando la tasa que pagan las propietarias de las nucleares en un 19,3%. Y eso que el actual plan elaborado en 2006 para un periodo de cuatro años, es inútil por obsoleto y su falta de actualización ha recibido un apercibimiento de sanción de la UE.
Para la Plataforma este retraso demuestra la pugna entre Enresa (que defiende un ATC o en su defecto 3 ATD) y el departamento que dirige la vicepresidenta Ribera, que estaría dispuesto a reconsiderar el anterior modelo y dejar los residuos, en almacenes exteriores en seco junto a las centrales nucleares, similares a los existentes ATI, pero reforzados para garantizar el almacenamiento seguro al menos por 60 años y que se han bautizado como ATAI (Almacén Temporal Autónomo Individualizado). Este último modelo no necesitaría de transportes(enormemente peligrosos) y permitiría ganar tiempo para definir el destino definitivo de las sustancias más peligrosas del planeta. 
María Andrés (portavoz de la Plataforma) ha declarado: “A pesar de lo que se ha dicho en los medios, Enresa no ha renunciado a la construcción del ATC, únicamente ha cerrado varios procesos de licitación que no solo estaban obsoletos, sino que estamos convencidos de que eran ilegales. Es más, pensamos que Enresa sigue peleando para retomar el proyecto en Villar de Cañas, puesto que defiende dos aspectos: por un lado un modelo de gestión en el que lleva trabajando, al menos, desde 2004 y por otro, su plan de I+D+I vinculado al CTA (Centro Tecnológico Asociado). La novedad es que ahora Enresa plantea un plan B: tres ATD, puesto que podría instalar en uno de ellos el CTA. Además, la empresa pública, ha aportado una serie de datos sobre el coste de los ATAI, cuyos detalles (si se incluye el coste de los transportes y el tipo de contenedores a utilizar…) ha hurtado a la ciudadanía y que, por esta opacidad y por ser desorbitados, nos generan muchas dudas.” 
“Aunque es cierto que el ATC de Villar de Cañas no tiene ninguno de los permisos, la vicepresidenta Ribera podría haber denegado la autorización del ATC de Villar de Cañas el mismo día que tomo posesión del cargo de ministra y no lo ha hecho, por lo que no debemos bajar la guardia.”
“Por su parte, el alcalde de Villar de Cañas, exige rigor a esta Plataforma. Si no fuera tan grave este asunto, sus declaraciones nos provocarían una sonrisa, puesto que en marzo de 2012, se presentó en su casa el Dr. Gutiérrez catedrático de física nuclear  y lo primero que pudo comprobar este prestigioso científico, fue el escaso conocimiento de Sainz sobre el ATC y sus peligros. Añadiría que desde que se constituyó esta Plataforma, no hemos dejado de sorprendernos de la insensatez de Sainz al embarcar a sus vecinos en este proyecto.”
“Hoy, tras 9 años del accidente de Fukushima y más de 10 desde que se constituyó esta Plataforma, lo más importante es que se cierren cuanto antes las centrales nucleares y que se discuta públicamente el modelo de gestión de residuos nucleares, cosa que no está ocurriendo y nos parece intolerable”. Ha finalizado Andrés.

lunes, 4 de noviembre de 2019

Ni el PP hace campaña a favor del cementerio nuclear de Villar de Cañas

Ninguna de las 11 candidaturas que se presentan por la provincia de Cuenca a las elecciones generales del 10 de noviembre, defiende activamente la instalación del basurero radiactivo en Villar de Cañas
Las localidades cercanas al otro ATC (El Cabril) se quejan de que supone un freno al su desarrollo 
Ahora que el ATC ya no está en el foco de la discusión política, es el momento de planificar la gestión de los residuos nucleares de forma responsable participada y democrática
Una vez que se ponga en marcha el séptimo Plan General de Residuos Radiactivo (7º PGRR), la ubicación del ATC podría recaer de nuevo en Villar de Cañas
Como en las anteriores citas electorales, la Plataforma ha analizado tanto los programas electorales como las declaraciones de los líderes pertenecientes a las 11 candidaturas que se presentan por la provincia de Cuenca al Congreso y el Senado.
Al igual que en la convocatoria de abril, ninguno de los 11 programas menciona de forma explícita lo que hará con el ATC o con la gestión de los residuos nucleares en caso de llegar a gobernar.
Además del contenido de los programas electorales, podemos saber el posicionamiento de las candidaturas a través de las declaraciones de los diferentes líderes. Así, PSOE, Unidas Podemos y Recortes Cero – GV – PCAS-TC, se han manifestado reiteradamente en contra de la instalación del cementerio nuclear en Villar de Cañas. El resto de partidos (incluido el PP) “no saben o no contestan” con respecto al ATC de Villar de Cañas.
En cuanto a la energía nuclear, se observa que cada vez cuenta con menos entusiastas. Partidos que hasta hace poco mantenían una posición ambigua (como C’s), se sitúan ya abiertamente en contra. Solo el PP sigue defendiendo abiertamente esta energía, aunque no lo plasma explícitamente en su programa (solo dice en el apartado de energía y cambio climático “…sin renunciar a otras tecnologías que aún son útiles a nuestro país…) mientras que no hay referencia alguna de la postura de VOX, al igual que el resto de formaciones políticas que se presentan por la provincia de Cuenca.
Una vez Cospedal fuera de la primera línea política en medio de un tremendo escándalo, nadie del PP ha tomado el relevo de la defensa del proyecto del ATC en Villar de Cañas, ya que el Partido Popular ha optado por el silencio en esta campaña, dejando en entredicho las prisas para su construcción. 
En la época en la que Cospedal tenía altas responsabilidades en el PP, la premura para tener operativo el basurero nuclear, contrastaba con la falta de previsión en aspectos claves, como la cuantificación precisa de los residuos nucleares a almacenar en el marco de un plan energético a medio y largo plazo o un plan viable de financiación, asuntos ambos que se deben plasmar en el 7ºPGRR. En definitiva, este movimiento de huida del PP, demuestra lo que ya advirtió esta Plataforma: que el proyecto del ATC en Villar de Cañas, solo significaba la posibilidad de hacer caja para Cospedal, sus colaboradores y su marido (López del Hierro). La desidia del PP en planificar la gestión de los residuos radiactivos, ha llegado a tal punto, que el Reino de España tiene un apercibimiento de sanción de la UE por no tener actualizado el Plan de Gestión de Residuos Radiactivos. El actual plan elaborado en 2006 para un periodo de cuatro años, es inútil por obsoleto, genera un déficit económico en aumento y requerimientos del Tribunal de Cuentas.
Uno de los argumentos en los que incidía el PP (y especialmente Rafael Catalá) para defender el ATC en Villar de Cañas, era el impulso al desarrollo de la provincia. Para saber qué podría pasar en Cuenca en caso de que se llegara a construir el ATC en Villar de Cañas, podemos mirar al único basurero centralizado de residuos radiactivos existente en el país, situado en El Cabril (provincia de Córdoba). En las localidades cercanas, perciben el almacén como una instalación muy negativa y que para nada compensa los 313 puestos de trabajo creados (hay que recordar que ENRESA habla de 70 puestos de trabajo permanentes en el ATC de Villar de Cañas -ver gráfico adjunto-). Por ello, independientemente de su orientación política, los ediles exigen compensación económica a un almacén que consideran un freno a su desarrollo.
María Andrés (portavoz de la Plataforma) ha declarado: "Siempre hemos dicho que no hay prisa para la designar la ubicación del ATC y el tiempo nos ha dado la razón. Pero sí hay que ponerse ya a trabajar en una planificación responsable de los residuos nucleares: el 7º plan tenía que estar aprobado hace 9 años. La actual pasividad del PP en la defensa del cementerio nuclear de Villar de Cañas, demuestra que Cospedal y sus cercanos solo querían el ATC para “pillar cacho” y por ello prefirieron iniciar la casa por el tejado, sin conocer la cantidad de residuos a almacenar ni cuánto costaría. La espantada de Rafael Catalá, que solo venía a Cuenca para defender e impulsar el proyecto del ATC de Villar de Cañas y la caída en desgracia de Benjamín Prieto, demuestran que Cospedal ha tirado la toalla y que la dirección del PP cuando estaba Cospedal nunca tuvo el más mínimo interés en gestionar responsablemente los residuos nucleares”.
Ahora desde la Plataforma, queremos poner deberes a los partidos políticos: les exigimos que se tomen en serio la gestión de los residuos radiactivos y en vez de buscar un titular, expliquen a la ciudadanía durante esta campaña qué van a hacer, para que el votante sepa a qué atenerse. En el caso de tener responsabilidades de gobierno, que se pongan a trabajar de forma responsable en la gestión de los materiales más peligrosos existentes en el Planeta, empezando por el cierre lo antes posible de las centrales nucleares y a continuación sacar adelante el 7º PGRR, de forma, participada, informada y democrática. Por eso aplazamos la batalla contra el ATC en Villar de Cañas que, desgraciadamente, puede que tengamos que retomar una vez aprobado el 7º plan y se ponga a funcionar de nuevo el bombo para designar la ubicación del ATC.” Ha finalizado Andrés.

sábado, 29 de junio de 2019

Villar de Cañas sigue en el bombo

El borrador del 7º Plan General de Residuos Radiactivos recoge la construcción de un ATC con lo que no hay cambios sustanciales con respecto al vigente  
La Plataforma lamenta esta decisión, puesto que entiende que no es necesario, así como la prolongación del funcionamiento de las centrales nucleares más allá de 40 años
La decisión de la ubicación del ATC se retrasa a la aprobación del plan y no descarta la opción de Villar de Cañas
El 2 de julio de 2018, el gobierno central paralizó temporalmente el ATC de Villar de Cañas hasta consensuar un calendario de cierre de las nucleares y la posterior redacción de un plan actualizado de gestión de residuos: el 7º Plan General de Residuos Radiactivos (7º PGRR)
En los últimos días ha dado a conocer, por diferentes medios de comunicación, las líneas generales que llevará el nuevo plan. Todas las informaciones coinciden que habrá ATC con el objetivo de que esté operativo en 2028. Pero el ejecutivo (actualmente en funciones) no recibirá el borrador del plan de manos de Enresa hasta que se produzca la investidura. Una vez recibido Moncloa puede modificarlo antes de someterlo a información pública en un proceso reglado de evaluación ambiental.
El vigente plan (el sexto) contempla la puesta en funcionamiento del ATC en 2010 y unas previsiones de financiación que ya en 2015 criticaba con dureza el Tribunal de Cuentas. Es decir, es un plan fallido por la vía de los hechos.
El séptimo plan: más de lo mismo
Para la plataforma, el 7ºPGRR es una copia actualizada del sexto. El nuevo plan contempla, para cumplir sus objetivos, la subida de la tasa por cada MWh nuclear un 20%. Este monto debería ser suficiente para cubrir los gastos de gestión de todos los residuos nucleares (tanto de baja, media, como alta actividad), incluido la construcción del ATC. Pero podría ser papel mojado, como lo es el actual, ya que existen enormes incertidumbres sobre 2 aspectos fundamentales:
Un calendario de cierre insensato e imprevisible 
Por un lado, no está claro si será posible cumplir el calendario de cierre pactado  con las eléctricas (la última central nuclear cerraría en 2035), dado lo obsoleto del parque nuclear que origina continuas incidencias y demuestra la escasa cultura de seguridad de los gestores de las centrales. Dos ejemplos recientes pueden ilustrar esta situación: Una prealerta de emergencia en Ascó II el 11 de mayo pasado o el inicio de diligencias penales contra los propietarios de Vandellós II por irregularidades continuadas. No hay que olvidar que los propietarios de las centrales nucleares, se enfrentan en breve a la solicitud de renovación que deberá informar favorablemente el CSN, comenzando por Almaraz I. El regulador podría obligar a realizar fuertes inversiones en las instalaciones con el fin de mejorar su seguridad, haciendo inviable su continuidad.
A la Plataforma no le parece sensato prolongar el funcionamiento de las centrales más allá de los 40 años (horizonte contemplado en el 6º PGRR) puesto que se generarán más residuos radiactivos, peligrosos durante decenas de miles de años, por lo que pide al gobierno que no renueve las licencias actuales o si lo hace, que ponga como límite los 40 años de operación.
La respuesta social frente al ATC
Por otro lado, la ubicación de esta instalación, dada la fuerte respuesta social y política se ponga donde se ponga, dará lugar a importantes movilizaciones que tendrían un reflejo en los intereses partidistas, llegando a bloquear su construcción. Un ejemplo es esta Plataforma que ha conseguido aglutinar a buena parte de la sociedad castellanomanchega, parando la construcción del ATC en Villar de Cañas durante más de 7 años. En la última campaña electoral, solamente el Partido Popular defendió abiertamente la ubicación del ATC en Villar de Cañas y obtuvo una contundente derrota, con los niveles más bajos en votos de las últimas décadas. Pero la larga lista de luchas contra la instalación el cementerio nuclear se iniciaron en 1987 y desde entonces los sucesivos intentos han sido bloqueados por la movilización popular. Por ello, no se puede descartar que en el enésimo intento, vuelva a ocurrir lo mismo.
La ubicación del ATC va para largo
Una vez aprobado el 7º PGRR, (previsto para finales de año) el gobierno de Moncloa tiene dos opciones: dar por bueno el informe de la “Comisión Interministerial para selección del emplazamiento ATC y Centro Tecnológico” realizado en 2010, es decir, elegir la ubicación del ATC a partir de la lista de 8 localidades finalistas de este informe (cabe recordar que Villa de Cañas estaba en 4ª posición) o bien iniciar desde cero todo el procedimiento, con nuevas reglas y nuevos candidatos. La Plataforma se inclina por la primera opción, dado que los márgenes de tiempo (el ATC debería estar operativo en 2028) no parece que permitan partir de cero. Por tanto la candidatura de Villar de Cañas sería una más.
Un ATC innecesario
La Plataforma defiende que no es necesario un ATC que obligaría al transporte de los peligrosos residuos por buena parte de la geografía peninsular. Pero el riesgo que deberían asumir los vecinos de las 2016 poblaciones afectadas (a los que nadie les ha consultado) es innecesario, puesto que los residuos nucleares se están almacenando en las diferentes centrales nucleares, a través de los ATI (Almacenes Temporales Individuales), construidos o en diferentes fases de diseño y autorización) haciendo innecesario el ATC.
Según María Andrés Portavoz de la Plataforma: “A estas alturas pocos dudan de que las condiciones de los terrenos en Villar de Cañas no son los mejores para albergar un cementerio nuclear, esto no quiere decir que lo descartemos definitivamente. Durante muchos años nuestro lema ha sido -Ni en mi pueblo ni en el tuyo-, por tanto, no estaremos contentos si al final se coloca el cementerio nuclear en otra localidad. Para nosotras, es tan importante saber si habrá ATC y dónde se colocará, como que se dejen de producir residuos radiactivos de alta actividad. Por tanto, el pacto de este gobierno con las eléctricas, para prolongar el funcionamiento de las centrales nucleares más allá de los 40 años, nos parece insensato.

jueves, 2 de mayo de 2019

La candidatura del ATC baja un 21% en Cuenca

El Partido Popular se deja casi 21.000 votos en las recientes elecciones generales en la provincia de Cuenca, con respecto a 2016.
Las urnas han penalizado las mentiras y el desconocimiento del patrimonio natural conquense, por parte de Catalá
La Plataforma convoca a una concentración el próximo sábado a las 20h en el cruce entre Carretería y Sánchez Vera en Cuenca.
La proyección (en torno a las 21:15h en el lugar de la concentración) del corto “La Fuga” que está cosechando importantes éxitos internacionales, cerrará el acto público.
La Plataforma hace una lectura positiva de las últimas elecciones, puesto que el Partido Popular, única candidatura por la provincia de Cuenca que ha defendido el ATC en Villar de Cañas, ha bajado considerablemente en el número de votos pasando de 52.951 en 2016 a 31.971 en estas elecciones.
El PP y especialmente el cabeza de lista al Congreso por la provincia de Cuenca (Rafael Catalá), ha centrado su campaña en la defensa de la instalación del vertedero radiactivo en la provincia de Cuenca.
Siguiendo las indicaciones de María Dolores de Cospeal y haciendo gala de su falta de ética, Catalá no ha dudado en mentir en relación con el almacén radiactivo, con el único fin de conseguir más votos.
Una de las mentiras más destacada (explicitada en un debate radiofónico) ha sido que “Estamos llevando nuestros residuos [nucleares] a Francia y gastando un dineral por ese traslado”. Pero hasta la empresa pública encargada de la gestión de los residuos nucleares recoge en su página web que: “Actualmente en España no se realizan transportes de residuos de alta actividad y combustible nuclear gastado, ya que permanecen en las piscinas o en los almacenes temporales individualizados en las propias centrales.”
Pero no queda ahí el desprecio por la verdad de Catalá. También afirmó en el mismo debate que “… estas instalaciones [por el ATC] existen en toda Europa”. Cuando lo cierto es que no hay ATC en Francia (el país con más CC.NN. de Europa) ni tampoco en Lituania o República Checa. También ha defendido que el ATC  se llevará a cabo "...en el contexto de máxima seguridad...", cuando es bien sabido que  (según los técnicos del CSN) el comportamiento a largo plazo de los terrenos elegidos para albergar un cementerio nuclear “tiene incertidumbres que no parecen aceptables”.
Otra de las aseveraciones de Catalá es que el ATC es “… generador de empleo y atractor de inversiones…” pero sin el apoyo de datos que sostengan tal afirmación. Por el contrario, Enresa ha cifrado en 70 los puestos de trabajo del ATC (buena parte de ellos de la plantilla actual). Además, alcaldes de todo signo político cercanos a El Cabril (el otro almacén de residuos radiactivos del país) han exigido compensaciones por el perjuicio que, según ellos, ocasiona la cercanía al basurero nuclear y rechazan su ampliación.
En otra de sus intervenciones en el debate mencionado, Catalá llegó decir, refiriéndose a la laguna de El Hito que “…no hay garzas en esas lagunas…” demostrando un nulo conocimiento del patrimonio natural de la provincia que pretende representar, puesto que esta Plataforma no tiene constancia de que se hubiera dicho que existieran garzas, ya que es una especie piscívora y la Laguna de El Hito (como todas las lagunas temporales) no tiene peces. Podría ser que Catalá se confundiera con otra especie zancuda como es la Grulla (Grus grus). En los censos oficiales realizados desde hace muchos años, se han llegado a contabilizar más de 10.000 en El Hito durante el periodo invernal, con medias máximas cercanas a 5.000 en paso.
María Andrés (portavoz de la Plataforma) ha declarado: "Es muy triste ver la catadura moral de un político como Catalá que viene a nuestra tierra enviado por Cospedal y nos quiere vender humo y mentiras. Menos mal que no nos dejamos engañar y su candidatura ha recibido un escarmiento en las urnas. Estamos satisfechos por comprobar que defender un cementerio nuclear penaliza en el voto. Pero queremos seguir luchando puesto que todavía hay incertidumbres sobre el futuro del proyecto del ATC. Animamos a la ciudadanía a que acuda el 4 de mayo a las 8 de la tarde a la concentración de Cuenca, Es indispensable seguir empujando hasta parar para siempre un cementerio nuclear muy costoso, innecesario y en unos terrenos inadecuados”.

Tráiler de “La Fuga”: https://www.youtube.com/watch?v=ScTNOaF7N7E

sábado, 20 de abril de 2019

Solo una candidatura hace campaña a favor del cementerio nuclear de Villar de Cañas

De las 10 candidaturas que se presentan por la provincia de Cuenca a las elecciones del 28 de abril, solo la del Partido Popular defiende la instalación del basurero radiactivo en Villar de Cañas
El 4 de mayo es la fecha elegida para una nueva movilización contra el Cementerio Nuclear en Cuenca
La Plataforma no es ajena a la campaña electoral en marcha y por ello ha analizado tanto los programas electorales como las declaraciones de los líderes pertenecientes a las 10 candidaturas que se presentan por la provincia de Cuenca al Congreso y el Senado.
Ninguno de los 10 programas menciona de forma explícita lo que hará con el ATC o con la gestión de los residuos nucleares en caso de llegar a gobernar.
Sí que hay propuestas en cuanto a la energía nuclear:
-     C’s: solo recoge la necesidad de despolitizar el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).
-     Unidas Podemos: pone fecha al cierre de las CC.NN: 2024, recogiendo las reivindicaciones del movimiento antinuclear.
-     PP, VOX, P-LIB, PCTE y PUM+J: no hacen ninguna referencia en su programa a la energía nuclear.
Además del contenido de los programas electorales, podemos saber el posicionamiento de las candidaturas a través de las declaraciones de los diferentes líderes. Así, PSOE, Unidas Podemos y Recortes Cero – GV – PCAS-TC, se han manifestado reiteradamente en contra de la instalación del cementerio nuclear en Villar de Cañas.
C’s en sus declaraciones no tiene una postura clara y se remite a la decisión de los técnicos. 
Únicamente el PP se posiciona abiertamente y de forma muy beligerante a favor del ATC en Cuenca. Rafael Catalá como cabeza de lista al Congreso por Cuenca y estrecho colaborador de Cospedal, reitera su compromiso de construir en Villar de Cañas el cementerio nuclear en caso de ganar las elecciones. Sus argumentos son la “capacidad de inversión y de creación de empleo”. Pero estas afirmaciones no se sustentan en datos rigurosos. 
La información de Enresa muestra que los empleos estables serán 70, buena parte, de la plantilla actual de la empresa pública, puesto que el resto (hasta 500) lo serán durante el tiempo que dure la construcción. Los empleos indirectos prometidos por el PP, no  se concretan cuantos serán y en qué sectores. Pero en instalaciones similares apenas se crean empleos indirectos, tratándose de una instalación nuclear que excluye otras actividades económicas. Tampoco se habla de la posible destrucción de empleo en sectores agropecuarios, de turismo ecológico o de energías renovables.
Del resto de formaciones políticas que se presentan por la provincia de Cuenca, no se conocen pronunciamientos al respecto.
La Plataforma invita a las formaciones políticas a que se posicionen abiertamente sobre el futuro del almacén nuclear, de manera que la ciudadanía pueda tomar su decisión de votar en función de un aspecto clave para el futuro de nuestra provincia.
Así mismo, convoca a los ciudadanos a manifestarse contra el cementerio nuclear el 4 de mayo en Carretería (cruce con Sánchez Vera, Cuenca) a las 20h, lanzando un mensaje claro y contundente a los partidos políticos y la opinión pública.
María Andrés (portavoz de la Plataforma) ha declarado: "Animamos a la ciudadanía a que acuda el 4 de mayo a la concentración de Cuenca. Cuesta movilizar a la población después de tanto tiempo y de que muchas personas e instituciones dieron el proyecto por muerto. Pero es indispensable seguir la lucha si queremos parar la nueva ofensiva del Partido Popular, que le da igual quedarse solo en la defensa del basurero radiactivo. Los potenciales votantes del PP, deberían reflexionar su voto, si los lideres su partido favorito, únicamente actúan en cumplimiento de los mandados de Cospedal. Desde aquí, queremos hacer un llamamiento a Rafael Catalá y Benjamín Prieto, para que expresen públicamente si merece la pena poner en riesgo la seguridad de sus vecinos, para mantener su estatus en el partido".