sábado, 29 de junio de 2019

Villar de Cañas sigue en el bombo

El borrador del 7º Plan General de Residuos Radiactivos recoge la construcción de un ATC con lo que no hay cambios sustanciales con respecto al vigente  
La Plataforma lamenta esta decisión, puesto que entiende que no es necesario, así como la prolongación del funcionamiento de las centrales nucleares más allá de 40 años
La decisión de la ubicación del ATC se retrasa a la aprobación del plan y no descarta la opción de Villar de Cañas
El 2 de julio de 2018, el gobierno central paralizó temporalmente el ATC de Villar de Cañas hasta consensuar un calendario de cierre de las nucleares y la posterior redacción de un plan actualizado de gestión de residuos: el 7º Plan General de Residuos Radiactivos (7º PGRR)
En los últimos días ha dado a conocer, por diferentes medios de comunicación, las líneas generales que llevará el nuevo plan. Todas las informaciones coinciden que habrá ATC con el objetivo de que esté operativo en 2028. Pero el ejecutivo (actualmente en funciones) no recibirá el borrador del plan de manos de Enresa hasta que se produzca la investidura. Una vez recibido Moncloa puede modificarlo antes de someterlo a información pública en un proceso reglado de evaluación ambiental.
El vigente plan (el sexto) contempla la puesta en funcionamiento del ATC en 2010 y unas previsiones de financiación que ya en 2015 criticaba con dureza el Tribunal de Cuentas. Es decir, es un plan fallido por la vía de los hechos.
El séptimo plan: más de lo mismo
Para la plataforma, el 7ºPGRR es una copia actualizada del sexto. El nuevo plan contempla, para cumplir sus objetivos, la subida de la tasa por cada MWh nuclear un 20%. Este monto debería ser suficiente para cubrir los gastos de gestión de todos los residuos nucleares (tanto de baja, media, como alta actividad), incluido la construcción del ATC. Pero podría ser papel mojado, como lo es el actual, ya que existen enormes incertidumbres sobre 2 aspectos fundamentales:
Un calendario de cierre insensato e imprevisible 
Por un lado, no está claro si será posible cumplir el calendario de cierre pactado  con las eléctricas (la última central nuclear cerraría en 2035), dado lo obsoleto del parque nuclear que origina continuas incidencias y demuestra la escasa cultura de seguridad de los gestores de las centrales. Dos ejemplos recientes pueden ilustrar esta situación: Una prealerta de emergencia en Ascó II el 11 de mayo pasado o el inicio de diligencias penales contra los propietarios de Vandellós II por irregularidades continuadas. No hay que olvidar que los propietarios de las centrales nucleares, se enfrentan en breve a la solicitud de renovación que deberá informar favorablemente el CSN, comenzando por Almaraz I. El regulador podría obligar a realizar fuertes inversiones en las instalaciones con el fin de mejorar su seguridad, haciendo inviable su continuidad.
A la Plataforma no le parece sensato prolongar el funcionamiento de las centrales más allá de los 40 años (horizonte contemplado en el 6º PGRR) puesto que se generarán más residuos radiactivos, peligrosos durante decenas de miles de años, por lo que pide al gobierno que no renueve las licencias actuales o si lo hace, que ponga como límite los 40 años de operación.
La respuesta social frente al ATC
Por otro lado, la ubicación de esta instalación, dada la fuerte respuesta social y política se ponga donde se ponga, dará lugar a importantes movilizaciones que tendrían un reflejo en los intereses partidistas, llegando a bloquear su construcción. Un ejemplo es esta Plataforma que ha conseguido aglutinar a buena parte de la sociedad castellanomanchega, parando la construcción del ATC en Villar de Cañas durante más de 7 años. En la última campaña electoral, solamente el Partido Popular defendió abiertamente la ubicación del ATC en Villar de Cañas y obtuvo una contundente derrota, con los niveles más bajos en votos de las últimas décadas. Pero la larga lista de luchas contra la instalación el cementerio nuclear se iniciaron en 1987 y desde entonces los sucesivos intentos han sido bloqueados por la movilización popular. Por ello, no se puede descartar que en el enésimo intento, vuelva a ocurrir lo mismo.
La ubicación del ATC va para largo
Una vez aprobado el 7º PGRR, (previsto para finales de año) el gobierno de Moncloa tiene dos opciones: dar por bueno el informe de la “Comisión Interministerial para selección del emplazamiento ATC y Centro Tecnológico” realizado en 2010, es decir, elegir la ubicación del ATC a partir de la lista de 8 localidades finalistas de este informe (cabe recordar que Villa de Cañas estaba en 4ª posición) o bien iniciar desde cero todo el procedimiento, con nuevas reglas y nuevos candidatos. La Plataforma se inclina por la primera opción, dado que los márgenes de tiempo (el ATC debería estar operativo en 2028) no parece que permitan partir de cero. Por tanto la candidatura de Villar de Cañas sería una más.
Un ATC innecesario
La Plataforma defiende que no es necesario un ATC que obligaría al transporte de los peligrosos residuos por buena parte de la geografía peninsular. Pero el riesgo que deberían asumir los vecinos de las 2016 poblaciones afectadas (a los que nadie les ha consultado) es innecesario, puesto que los residuos nucleares se están almacenando en las diferentes centrales nucleares, a través de los ATI (Almacenes Temporales Individuales), construidos o en diferentes fases de diseño y autorización) haciendo innecesario el ATC.
Según María Andrés Portavoz de la Plataforma: “A estas alturas pocos dudan de que las condiciones de los terrenos en Villar de Cañas no son los mejores para albergar un cementerio nuclear, esto no quiere decir que lo descartemos definitivamente. Durante muchos años nuestro lema ha sido -Ni en mi pueblo ni en el tuyo-, por tanto, no estaremos contentos si al final se coloca el cementerio nuclear en otra localidad. Para nosotras, es tan importante saber si habrá ATC y dónde se colocará, como que se dejen de producir residuos radiactivos de alta actividad. Por tanto, el pacto de este gobierno con las eléctricas, para prolongar el funcionamiento de las centrales nucleares más allá de los 40 años, nos parece insensato.

jueves, 2 de mayo de 2019

La candidatura del ATC baja un 21% en Cuenca

El Partido Popular se deja casi 21.000 votos en las recientes elecciones generales en la provincia de Cuenca, con respecto a 2016.
Las urnas han penalizado las mentiras y el desconocimiento del patrimonio natural conquense, por parte de Catalá
La Plataforma convoca a una concentración el próximo sábado a las 20h en el cruce entre Carretería y Sánchez Vera en Cuenca.
La proyección (en torno a las 21:15h en el lugar de la concentración) del corto “La Fuga” que está cosechando importantes éxitos internacionales, cerrará el acto público.
La Plataforma hace una lectura positiva de las últimas elecciones, puesto que el Partido Popular, única candidatura por la provincia de Cuenca que ha defendido el ATC en Villar de Cañas, ha bajado considerablemente en el número de votos pasando de 52.951 en 2016 a 31.971 en estas elecciones.
El PP y especialmente el cabeza de lista al Congreso por la provincia de Cuenca (Rafael Catalá), ha centrado su campaña en la defensa de la instalación del vertedero radiactivo en la provincia de Cuenca.
Siguiendo las indicaciones de María Dolores de Cospeal y haciendo gala de su falta de ética, Catalá no ha dudado en mentir en relación con el almacén radiactivo, con el único fin de conseguir más votos.
Una de las mentiras más destacada (explicitada en un debate radiofónico) ha sido que “Estamos llevando nuestros residuos [nucleares] a Francia y gastando un dineral por ese traslado”. Pero hasta la empresa pública encargada de la gestión de los residuos nucleares recoge en su página web que: “Actualmente en España no se realizan transportes de residuos de alta actividad y combustible nuclear gastado, ya que permanecen en las piscinas o en los almacenes temporales individualizados en las propias centrales.”
Pero no queda ahí el desprecio por la verdad de Catalá. También afirmó en el mismo debate que “… estas instalaciones [por el ATC] existen en toda Europa”. Cuando lo cierto es que no hay ATC en Francia (el país con más CC.NN. de Europa) ni tampoco en Lituania o República Checa. También ha defendido que el ATC  se llevará a cabo "...en el contexto de máxima seguridad...", cuando es bien sabido que  (según los técnicos del CSN) el comportamiento a largo plazo de los terrenos elegidos para albergar un cementerio nuclear “tiene incertidumbres que no parecen aceptables”.
Otra de las aseveraciones de Catalá es que el ATC es “… generador de empleo y atractor de inversiones…” pero sin el apoyo de datos que sostengan tal afirmación. Por el contrario, Enresa ha cifrado en 70 los puestos de trabajo del ATC (buena parte de ellos de la plantilla actual). Además, alcaldes de todo signo político cercanos a El Cabril (el otro almacén de residuos radiactivos del país) han exigido compensaciones por el perjuicio que, según ellos, ocasiona la cercanía al basurero nuclear y rechazan su ampliación.
En otra de sus intervenciones en el debate mencionado, Catalá llegó decir, refiriéndose a la laguna de El Hito que “…no hay garzas en esas lagunas…” demostrando un nulo conocimiento del patrimonio natural de la provincia que pretende representar, puesto que esta Plataforma no tiene constancia de que se hubiera dicho que existieran garzas, ya que es una especie piscívora y la Laguna de El Hito (como todas las lagunas temporales) no tiene peces. Podría ser que Catalá se confundiera con otra especie zancuda como es la Grulla (Grus grus). En los censos oficiales realizados desde hace muchos años, se han llegado a contabilizar más de 10.000 en El Hito durante el periodo invernal, con medias máximas cercanas a 5.000 en paso.
María Andrés (portavoz de la Plataforma) ha declarado: "Es muy triste ver la catadura moral de un político como Catalá que viene a nuestra tierra enviado por Cospedal y nos quiere vender humo y mentiras. Menos mal que no nos dejamos engañar y su candidatura ha recibido un escarmiento en las urnas. Estamos satisfechos por comprobar que defender un cementerio nuclear penaliza en el voto. Pero queremos seguir luchando puesto que todavía hay incertidumbres sobre el futuro del proyecto del ATC. Animamos a la ciudadanía a que acuda el 4 de mayo a las 8 de la tarde a la concentración de Cuenca, Es indispensable seguir empujando hasta parar para siempre un cementerio nuclear muy costoso, innecesario y en unos terrenos inadecuados”.

Tráiler de “La Fuga”: https://www.youtube.com/watch?v=ScTNOaF7N7E

sábado, 20 de abril de 2019

Solo una candidatura hace campaña a favor del cementerio nuclear de Villar de Cañas

De las 10 candidaturas que se presentan por la provincia de Cuenca a las elecciones del 28 de abril, solo la del Partido Popular defiende la instalación del basurero radiactivo en Villar de Cañas
El 4 de mayo es la fecha elegida para una nueva movilización contra el Cementerio Nuclear en Cuenca
La Plataforma no es ajena a la campaña electoral en marcha y por ello ha analizado tanto los programas electorales como las declaraciones de los líderes pertenecientes a las 10 candidaturas que se presentan por la provincia de Cuenca al Congreso y el Senado.
Ninguno de los 10 programas menciona de forma explícita lo que hará con el ATC o con la gestión de los residuos nucleares en caso de llegar a gobernar.
Sí que hay propuestas en cuanto a la energía nuclear:
-     C’s: solo recoge la necesidad de despolitizar el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).
-     Unidas Podemos: pone fecha al cierre de las CC.NN: 2024, recogiendo las reivindicaciones del movimiento antinuclear.
-     PP, VOX, P-LIB, PCTE y PUM+J: no hacen ninguna referencia en su programa a la energía nuclear.
Además del contenido de los programas electorales, podemos saber el posicionamiento de las candidaturas a través de las declaraciones de los diferentes líderes. Así, PSOE, Unidas Podemos y Recortes Cero – GV – PCAS-TC, se han manifestado reiteradamente en contra de la instalación del cementerio nuclear en Villar de Cañas.
C’s en sus declaraciones no tiene una postura clara y se remite a la decisión de los técnicos. 
Únicamente el PP se posiciona abiertamente y de forma muy beligerante a favor del ATC en Cuenca. Rafael Catalá como cabeza de lista al Congreso por Cuenca y estrecho colaborador de Cospedal, reitera su compromiso de construir en Villar de Cañas el cementerio nuclear en caso de ganar las elecciones. Sus argumentos son la “capacidad de inversión y de creación de empleo”. Pero estas afirmaciones no se sustentan en datos rigurosos. 
La información de Enresa muestra que los empleos estables serán 70, buena parte, de la plantilla actual de la empresa pública, puesto que el resto (hasta 500) lo serán durante el tiempo que dure la construcción. Los empleos indirectos prometidos por el PP, no  se concretan cuantos serán y en qué sectores. Pero en instalaciones similares apenas se crean empleos indirectos, tratándose de una instalación nuclear que excluye otras actividades económicas. Tampoco se habla de la posible destrucción de empleo en sectores agropecuarios, de turismo ecológico o de energías renovables.
Del resto de formaciones políticas que se presentan por la provincia de Cuenca, no se conocen pronunciamientos al respecto.
La Plataforma invita a las formaciones políticas a que se posicionen abiertamente sobre el futuro del almacén nuclear, de manera que la ciudadanía pueda tomar su decisión de votar en función de un aspecto clave para el futuro de nuestra provincia.
Así mismo, convoca a los ciudadanos a manifestarse contra el cementerio nuclear el 4 de mayo en Carretería (cruce con Sánchez Vera, Cuenca) a las 20h, lanzando un mensaje claro y contundente a los partidos políticos y la opinión pública.
María Andrés (portavoz de la Plataforma) ha declarado: "Animamos a la ciudadanía a que acuda el 4 de mayo a la concentración de Cuenca. Cuesta movilizar a la población después de tanto tiempo y de que muchas personas e instituciones dieron el proyecto por muerto. Pero es indispensable seguir la lucha si queremos parar la nueva ofensiva del Partido Popular, que le da igual quedarse solo en la defensa del basurero radiactivo. Los potenciales votantes del PP, deberían reflexionar su voto, si los lideres su partido favorito, únicamente actúan en cumplimiento de los mandados de Cospedal. Desde aquí, queremos hacer un llamamiento a Rafael Catalá y Benjamín Prieto, para que expresen públicamente si merece la pena poner en riesgo la seguridad de sus vecinos, para mantener su estatus en el partido".

jueves, 28 de marzo de 2019

Cospedal designa a Catalá y reactiva su defensa del ATC

Al igual que en las elecciones generales de diciembre de 2015, Cospedal consigue colocar en primera posición de la lista al Congreso por la provincia de Cuenca, a uno de sus más fieles colaboradores: Rafael Catalá. Con un único mandato: hacer lo posible para que el ATC se instale en Villar de Cañas.
La Plataforma se reúne hoy jueves 28 para planificar la respuesta ante los movimientos del PP que reactivan la amenaza de que el cementerio nuclear se coloque en Cuenca
Una de las herramientas de movilización será el corto “La Fuga” que se proyectará en varios los pueblos del entorno de Villar de Cañas

En diciembre de 2018, mediante nota de presa, la Plataforma puso de relieve que Francisco Núñez (actual líder del PP en CLM) "...sigue las directrices de Cospedal en el cementerio nuclear". por lo que el 17 de diciembre manifestaba en Villar de Cañas que  "El ATC de Villar de Cañas situaría a la provincia de Cuenca a la vanguardia del país en modernidad, investigación e innovación". 
Lejos de dejar esta comparecencia en anécdota, Cospedal da un paso más y vuelve a colocar a Rafael Catalá, ex-ministro de justicia del gobierno de Rajoy y estrecho colaborador de Cospedal, encabezando la lista al congreso por el PP en la provincia de Cuenca de cara  a las elecciones generales del 28 de abril. Catalá, que hasta diciembre de 2015, no tenía ninguna vinculación con Cuenca, desde entonces ha estado en varias ocasiones en la provincia castellanomanchega. En estas visitas, su principal mensaje a los medios ha sido, de forma reiterada e insistente, la defensa del ATC para Villar de Cañas.
En la rueda de prensa del 18 de marzo, en la que se presentó la candidatura de Catalá, su disertación se centró, una vez más, en defender que el basurero radiactivo se instale en Villar de Cañas.  
También siguiendo las directrices de Cospedal, como ministro de justicia, Catalá ordenó a la Abogacía General del Estado que recurriera la ampliación de la ZEPA de El Hito. Este asunto está en la actualidad pendiente del recurso que el gobierno regional ha interpuesto ante el Supremo.
Para la Plataforma, la retirada de la vida pública de Cospedal, (ante numerosos escándalos de corrupción), no significa que haya perdido capacidad de influencia dentro de su partido, no hay que olvidar que gracias a su apoyo y los votos de sus afines, Pablo Casado consiguió auparse como líder nacional del PP. Ahora Cospedal se cobra ese favor colocando a Catalá en las listas por Cuenca, para que trabaje para ella y sus intereses.
La Plataforma desde que se constituyó, en febrero de 2010, entendió que el proyecto del ATC no solo es un sistema de almacenamiento de residuos nucleares. Para Cospedal ha sido una herramienta para medrar en política y un caramelo para multinacionales eléctricas y grandes empresas constructoras. Por eso, a pesar de que la vida política de Cospedal parece que ha tocado a su fin, las redes clientelares, los favores y compromisos creados alrededor del cementerio nuclear se mantienen por lo que el PP de Castilla-La Mancha, y los afines a Cospedal en el partido popular estatal, se ve obligado a impulsar una obra que ya nadie más defiende, que no es necesaria y que se pretende colocar en unos terrenos inadecuados.
El adelanto de las elecciones generales ha supuesto la paralización de los planes del Gobierno de Sánchez, en materia nuclear, con lo que se abren incertidumbres sobre el 7º Plan General de Residuos Radiactivos (VII PGRR), la composición del nuevo Consejo de Seguridad Nuclear, así como el calendario de cierre de las centrales nucleares.Todo ello, coloca de nuevo al ATC de Villar de Cañas en el disparadero.
Para María Andrés (portavoz de la Plataforma): "Nos tomamos muy en serio este contraataque orquestado por Cospedal y el PP castellanomanchego, puesto que hay muchos millones de Euros en juego. El cunero Catalá no viene a Cuenca a pasearse, viene mandado por Cospedal y hará todo lo que pueda por defender los intereses de su jefa. Por tanto, no compartimos la opinión difundida en los últimos meses, que el proyecto del cementerio nuclear se aleja de Cuenca. Estamos convencidos de que el resultado de las elecciones del 28 de abril marcarán si tendremos o no ATC en Villar de Cañas. En esta línea, estamos preparando la respuesta, reactivando la Plataforma que se reúne este jueves Cenca para planificar próximas acciones. Una de las herramientas de movilización será el corto “La Fuga” que proyectaremos en los pueblos del entorno de Villar de Cañas”

domingo, 30 de diciembre de 2018

Núñez sigue las directrices de Cospedal en el cementerio nuclear

7 años después de la elección del Villar de Cañas para albergar el ATC, Núñez, que se opuso al paso de residuos nucleares hacia el ATC por Almansa, cuando era su alcalde, ahora como líder del PP regional, se empecina en construir un almacén nuclear inútil y en unos terrenos inadecuados
La Plataforma se mantiene expectante ante el 7º Plan General de Residuos Radiactivos, que definirá si habrá o no ATC
Un día como hoy de hace 7 años (el 30 de diciembre de 2011), el 2º Consejo de Ministros del gobierno de Mariano Rajoy, designa a Villar de Cañas para albergar toda la basura nuclear de alta actividad del Reino de España. Las 6.700 toneladas de residuos radiactivos de alta actividad (fundamentalmente combustible nuclear gastado) tenían un lugar para almacenarse, al menos, 70 años.
La Plataforma, siempre ha defendido, con argumentos sólidos, que los terrenos eran inadecuados. El gobierno de Sánchez no ha hecho más que dar la razón a la Plataforma, poniendo en valor los datos puramente técnicos y dejando en suspenso el proyecto.
La gran valedora del proyecto del cementerio nuclear en Villar de Cañas, ha sido María Dolores Cospedal, que junto a su marido, controlaron el proyecto desde el principio. Así, la empresa del López del Hierro recibe 37 millones de euros en en contratos del proyecto del ATC, antes incluso de ponerse una sola piedra del almacén.
La historia política de Cospedal ha terminado rodeada de escándalos en los que López del Hierro ha sido un actor destacado. Sin embargo su herencia envenenada, sigue más allá. Es el caso del ATC de Villar de Cañas. Parece que los compromisos empresariales y políticos de Cospedal, los ha tenido que asumir Francisco Núñez, a pesar del clamor social, político y, sobre todo, técnico que descartan este proyecto.
El 17 de diciembre y al poco de tomar posesión como líder del PP en CLM, Núñez visita Villar de Cañas acompañado de su alcalde. En dicha visita, afirma que "El ATC de Villar de Cañas situaría a la provincia de Cuenca a la vanguardia del país en modernidad, investigación e innovación". Pero esta afirmación la realiza sin ningún dato que la avale, ocultando que la tecnología de la fisión nuclear está en retroceso y que las CC.NN. serán en pocos años historia en España, como en numeroso países de nuestro entorno.
Tampoco existen datos rigurosos que avalen la creación de empleo en el ATC una vez construido. ENRESA siempre reconoció que el ATC no tiene como objetivo potenciar el desarrollo de la comarca. Los puestos de trabajo directos del ATC los cifró la empresa pública en 70, buena parte de personal de la plantilla. No hay argumento alguno que sustente que se crearía un solo puesto de trabajo indirecto, en un almacén que no precisa de empresas auxiliares.
Para la Plataforma, los argumentos de Núñez son una mera pantalla vacía de contenido. El líder del PP regional, que se manifestó en contra del paso de residuos radiactivos por Almansa, cuando era alcalde de esta localidad manchega, ve obligado a devolver los favores y mantener los compromisos de Cospedal, por lo que apoya a la desesperada un proyecto a sabiendas de que es inútil, que los terrenos no valen y que ya no interesa a nadie que no sean las empresas del sector nuclear y la gran obra pública.
Para María Andrés (portavoz de la Plataforma): "El brazo de Cospedal es muy largo. El PP de Núñez, se ha quedado solo en defensa del ATC en Villar de Cañas, puesto que ningún otro partido político u organización social relevante de la región defiende a estas alturas esta infraestructura, después de que se dieran a conocer los informes oficiales del CSN que desaconsejaban construir en unos terrenos con problemas geológicos insalvables
Al cumplirse siete años desde la designación de Villar de Cañas, queremos aprovechar para dar las gracias a todas las organizaciones y personas que han hecho posible que el ATC esté ahora paralizado". Ha terminado Andrés.
El Gobierno de Sánchez, se encuentra elaborando el 7º Plan General de Residuos radiactivos (VII PGRR). La ministra Ribera ha anunciado que el borrador de este plan se hará público en el primer trimestre de 2019, sin embargo, hasta el momento, no ha trascendido nada de su contenido. En este documento se concretará si habrá ATC u otro sistema de almacenamiento temporal para las próximas décadas. Este plan deberá estar en consonancia con el calendario de cierre de las CC.NN. La Plataforma exigirá que este plan se pueda discutir ampliamente por la ciudadanía, de manera que primen las directrices técnicas y los intereses sociales, en vez de los intereses de los lobbys del sector nuclear, como ha pasado hasta ahora. Por ello, apuesta por olvidarse de un ATC.

La Plataforma está constituida por muchas personas a título individual y 49 organizaciones que son:
AcampadaCuenca, A.D.I. Záncara, A.VV. Casa Blanca, Asamblea de Jóvenes QNK, A.VV. Pozo de las Nieves (Cuenca), A.VV. San Antón, A.VV. San Fernando, A.VV. Tiradores Altos, Agrupación Naturalista Esparvel, ATTAC-CLM, Área de Juventud de IU, ARMH- Cuenca, ASAJA Cuenca, Asociación de Naturalistas Conquenses, ASTAREL, Ayuntamiento de Alconchel de la Estrella, Ayuntamiento de Belinchón, Ayuntamiento de Belmonte, Ayuntamiento de Cuenca, Ayuntamiento de El Hito, Ayuntamiento de Villar de la Encina, Baladre, Caldero Mágico, CC.OO. (U.P. Cuenca), CGT Cuenca, Ciudadanos por la República de Cuenca, Despensa Natura, Ecologistas en Acción - CLM, Ecologistas en Acción - Cuenca, EQUO, FAVECU, FCPN, La Gavilla Verde, Greenpeace, Grupo Ecologista Universales, IU (Agrupación local de Cuenca), Juventudes Socialistas de CLM, Partido Castellano, PCE de Cuenca, Asociación de consumidores ecológicos Pisto, Plataforma Ciudadana Ambiental de Tarancón, Podemos-CLM, PSOE - Cuenca, Salvemos las Tablas Ya, UGT - Cuenca, Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), UPA Cuenca, UPA-CLM, Yesca-Cuenca.

lunes, 30 de julio de 2018

El TSJ de CLM tumba la ampliación de la ZEPA de El Hito pero sin efectos en el cementerio nuclear

Descontento de las personas de la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca que estaban personadas a través de Ecologistas en Acción-Cuenca. Si bien están convencidas de que no tendrá ningún efecto en la tramitación del ATC
Se da la paradoja de que el TSJ suspende la ampliación de una ZEPA, motivado por la construcción de un almacén para los residuos nucleares, que está ahora paralizado
Si el gobierno de Sánchez hubiera retirado el recurso, tal y como lo solictó la Plataforma, la sentencia podría haber sido muy diferente 
La Plataforma, solicitó la ampliación de la ZEPA de El Hito en junio de 2015. Desde 2010, los movimientos sociales que se oponen al ATC, habían puesto de manifiesto, los valores naturales de la zona, merecedoras de protección, tanto por la fauna esteparia, como por la presencia de hábitats catalogados en la Directiva Hábitats. De hecho, la delimitación de la ampliación de la ZEPA, ahora suspendida, coincidía exactamente con la IBA (áreas importantes para las aves) nº 192 propuesta por SEO-Birdlife en 1998. 
A falta de un estudio más a fondo de la sentencia, la Sala Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, ha entendido que primaba la gestión de los residuos nucleares sobre la protección de la zona. Pero este argumento pierde fuerza ante un ATC a punto de ser historia.
Ahora la Plataforma estudiará si se une al recurso que ha anunciado la Junta ante el Tribunal Supremo, puesto que tiene claro que la ZEPA es buena para la comarca de Villar de Cañas, aunque no tenga efecto alguno sobre el proyecto del ATC.
Independientemente de la repercusión sobre el futuro del cementerio nuclear, la ampliación de la ZEPA de El Hito habría sido una buena noticia para la población de la zona afectada, que podrían beneficiarse de programas europeos y de un modelo de desarrollo sostenible, justo lo contrario de lo que representaba el cementerio nuclear.
Para María Andrés, portavoz de la Plataforma y ganadera de Villares del Saz “La ZEPA de El Hito, suponía una enorme tranquilad para toda la comarca y especialmente para los agricultores y ganadero que podíamos ver un futuro viable a nuestra forma de vida. Si ganamos el recurso, nos podremos beneficiar de ayudas europeas y nuestros productos se verán amparados por el prestigioso marchamo de la Red Natura 2000. Tenemos la voluntad de recurrir esta sentencia, pero dependerá de lo que nos diga nuestro abogado, que ha hecho un gran trabajo totalmente voluntario

lunes, 23 de julio de 2018

El pueblo paró el cementerio nuclear

Una vez que el gobierno ha suspendido la tramitación del cementerio nuclear en Villar de Cañas, es imprescindible poner en valor que han sido los ciudadanos movilizados y activos durante más de 8 años los que han logrado, una vez más, este triunfo. El primer intento de instalar un cementerio nuclear en el Reino, lo paró la ciudadanía en 1987.
Si el cierre del ATC fuera definitivo, supondría el ahorro de las arcas públicas de, al menos, 2.900 millones de Euros.

El pasado miércoles, se dio a conocer que el Gobierno, envío el 2 de julio una carta al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) indicándole que suspendiera la emisión de su informe en relación con la autorización de construcción del ATC. Las celebraciones y el intercambio de parabienes entre los activistas de la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear, se han sucedido estos días. El movimiento antinuclear está de enhorabuena y aunque no es el cierre definitivo, se ha dado un paso de gigante para que el ATC de Villar de Cañas sea Historia.
Ahora el gobierno abre un proceso de planificación sobre el modelo energético, en el que definirá el encaje de la energía nuclear y el proceso de desmantelamiento de las centrales. Una vez definido este proceso, será el momento de discutir el modelo de gestión de los residuos nucleares que (en todo caso) deberá ser participado y democrático, pero se abren numerosas incertidumbres sobre cuándo de iniciará de este debate.
Hay que recordar que las movilizaciones constantes de muchos ciudadanos anónimos de localidades cercanas a Villar de Cañas, la beligerancia de las 49 organizaciones de la Plataforma y la constancia de un grupo de activistas, son el origen de esta decisión. Impulsados por estas movilizaciones, las diferentes candidaturas al gobierno de CLM, firman en marzo de 2015 un acuerdo por el que se comprometían a parar el ATC en caso de llegar al gobierno tras las elecciones de mayo de ese año.
La Plataforma ha tenido que enfrentarse a un potente lobby que ha difundido de forma exitosa, en medios de comunicación generalistas, mentiras, medias verdades e informaciones engañosas, alarmando a los ciudadanos con la urgencia de construir el ATC. La más recurrente, es que se está llevando el combustible gastado (CG) a Francia y pagando desde hace muchos años, cantidades enormes al país vecino, por hacerse cargo de estos residuos. En otro artículo de este blog, se explica con datos esta operación planificada de difusión de información falsa pretendiendo reducir el conflicto a un problema de la provincia de Cuenca y de CLM cuando tiene un calado mucho más profundo.
También se ha extendido la falsedad de que un ATC no solo es imprescindible, sino también más barato. Analicemos estas mentiras:
Que el ATC sea imprescindible, no resiste el más mínimo análisis: la experiencia internacional es prolija en el campo de los almacenes de contenedores en seco (pp. 8 - 15), también llamados almacenes temporales individualizados (ATI), el principal sistema de almacenamiento en numerosos países. EE.UU., Canadá y otros nunca han contemplado un ATC como una infraestructura necesaria para almacenar temporalmente su CG.
En cuanto a que el ATC es más barato que los ATI, tampoco se puede sostener. En el proyecto del ATC que dio a conocer Enresa en 2014, figura su coste: 2.816,41 millones de Euros. El desglose es el siguiente (en millones de Euros de 2014):
- Proyecto:                                 857,03          
- Explotación:                         1.136,71
- Clausura:                                 142,68
- Impuesto ecológico:                404,59
- Asignaciones ayuntamientos: 275,40
A esto habría que añadir el coste del transporte de los residuos desde las CC.NN. hasta  el ATC, que Carlos Bravo (consultor medioambiental y experto en energía nuclear) valora en 100 millones de Euros. En total serían 2.916,41 millones de Euros.
Los datos de los ATI, son los siguientes:
Los contenedores necesarios (según el 6ºPGRR) son 546. Cada contenedor de doble uso, tiene un coste aproximado de 2 millones de Euros, es decir 1.092 millones de Euros. El coste de explotación es similar al de fabricación (Según las estimaciones de Enresa). Los impuestos y las asignaciones, como se realizan por peso de Uranio, tendrían un importe similar para el caso del ATC y por tanto los ATI tendrían un coste total de 2.863 Euros.
Pero los ATI son ya un hecho, ya hay tres construidos y en breve se construirán el resto. Es decir, buena parte de estas inversiones están realizadas o se van a realizar en breve. Ya hay ATI en Trillo, Zorita y Ascó con 57 contenedores ya fabricados, en concreto 32, 12 y 13 respectivamente (a 31 de diciembre de 2017 según el CSN). Y en todo caso los ATI hay que construirlos sí o sí, para proceder al desmantelamiento de las centrales.
Es incontestable que el modelo de los ATI sin ATC es más barato que lo que pretendía el gobierno anterior, es decir, ATI + ATC. Por eso es absurdo que se defienda que el ATC es menos costoso. Pero es complicado establecer la diferencia entre ambos modelos al aplicarlos a nuestro estado, pues dependerá de varios factores, principalmente la fecha de cierre de las nucleares y el momento del comienzo de los transportes (en el caso de que se optara por el ATC) que definiría la necesidad de construir más o menos contenedores de doble uso. 
Si finalmente se construyera el ATC con suficiente retraso, para que todas las centrales estuvieran en desmantelamiento y con todo el CG en contenedores, se daría una situación absurda: existiría una capacidad de almacenamiento que duplicaría el volumen de residuos y la factura total de almacenamiento temporal, sería de 5.779 millones de Euros. Con el problema añadido de tener que buscar la solución definitiva que podría costar más del doble de esta cifra.
Por tanto, prescindir del ATC, ahorraría al fondo para la gestión del 6ºPGRR (fondos públicos) más de 2.900 millones de Euros. De esta manera, se podría solucionar el déficit de este fondo, que el Tribunal de Cuentas cifró en febrero de 2015 en 1.800 millones de Euros, si bien se debería actualizar la fiscalización de las cuentas puesto que las situación ha cambiado desde 2015.
El movimiento antinuclear se opone a los ATI de Almaraz, Cofrentes u otra ubicación si su único objetivo es prolongar la vida útil de las centrales nucleares, pero es consciente de que serán necesarios para el desmantelamiento.
En todo caso los opositores a la energía nuclear no nos pronunciamos sobre el modelo tanto temporal como definitivo de gestión de los residuos nucleares. Solo se podrá discutir estos extremos, cuando tengamos un calendario de cierre de las centrales nucleares. En ese momento se deberá establecer un debate público informado y democrático.