miércoles, 18 de julio de 2018

Ribera aplaza la decisión sobre el ATC

Aunque es una buena noticia, la acción de la ministra para la transición ecológica de suspender la tramitación del ATC, es insuficiente para acabar definitivamente con el proyecto.

Los terrenos no son los adecuados, como atestiguan los informes técnicos del CSN y del Colegio de Geólogos. Estos son argumentos suficientes para dar el carpetazo definitivo al proyecto de forma inmediata.

La ministra debería denegar la "autorización previa o de ubicación", para impedir que un nuevo gobierno salido de las urnas pueda reactiva el almacén nuclear en el pequeño pueblo conquense. 

Los miembros de la Plataforma ha pasado de la euforia, a primeras horas de la mañana, a la prudencia, al constatar que nada se ha decidido sobre las tres autorizaciones que precisa el ATC y que son competencia de Ribera.

El Ministerio para la Transición Ecológica, ha ordenado al CSN suspender temporalmente la tramitación de la "autorización de construcción" del ATC. Pero nada ha decidido, sobre la "autorización previa o de emplazamiento", cuyo expediente completo tiene la ministra encima de su mesa y que solo precisa de su firma (de denegación) para acabar definitivamente con el cementerio nuclear de Villar de Cañas.

La ministra vincula el ATC de Villar de Cañas con los planes energéticos del gobierno de Sánchez y así prever el volumen y características de los residuos nucleares en los diversos escenarios del cierre escalonado de las centrales. Pero muchos países (como EE.UU.) no disponen de ATC ni plantean tenerlo, por lo que la paralización definitiva del basurero radiactivo, no precisa vincularse al calendario de cierre de las nucleares.

Ribera tiene un argumento de peso para cerrar el proyecto: el voto particular de Cristina Narbona contra el informe favorable al ATC, cuando era consejera del CSN. Este texto, se podría utilizar para una orden ministerial que diera el carpetazo definitivo al almacén radiactivo. 

Para María Andrés, portavoz de la Plataforma. "La ciudadanía movilizada ha dado un paso más hacia la paralización definitiva del cementerio nuclear de Villar de Cañas, demostrando que se pueden cambiar las cosas cuando la población lucha de forma unida. Por ello estamos satisfechos, pero este anuncio no es suficiente, nos toca seguir peleando y exigiendo a la ministra que, después de más de 6 años y medio, acabe definitivamente con este proyecto que no queremos y que no va a ningún lado".

Por otro lado, el 26 de julio se votará el el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. En este procedimiento está personada la Plataforma a través del abogado de Ecologistas en Acción-Cuenca. La Plataforma defiende la ampliación de la ZEPA, pues supones una alternativa sostenible al cementerio nuclear para los vecinos de la zona. En todo caso, el signo de la sentencia (que es recurrible) tendrá poca influencia sobre el devenir del cementerio nuclear en Villar de Cañas.

viernes, 6 de julio de 2018

Lo más sensato es parar ya el ATC

La Ministra Ribera vincula la continuidad del  ATC de Villar de Cañas al cierre de las centrales nucleares. Pero las graves deficiencia de los terrenos justifican el cierre del ATC, independientemente del futuro de la energía nuclear

Un aplazamiento en la decisión sobre el ATC, abriría la puerta a que un gobierno salido de las próximas elecciones, relanzara el proyecto

En declaraciones públicas, la Ministra para la Transición Ecológica, ha expresado la necesidad de conocer a fondo los número de la energía nuclear (los costes del cierre de las centrales y de la gestión de sus residuos en diferentes escenarios) antes de tomar una decisión sobre el momento del desmantelamiento. Así mismo, vincula este calendario de cierre a la decisión sobre el ATC de Villar de Cañas.

Pero tanto esta Plataforma, como numerosos colectivos ciudadanos, partidos políticos e incluso el Colegio de Geólogos, han alzado, en repetidas ocasiones, la voz de alarma sobre riesgo que supondría la construcción del ATC en los terrenos elegidos junto a la población de Villar de Cañas (Cuenca). Además, esta ineptitud geológica la conoce de primera mano Cristina Narbona, actual presidenta del PSOE, cuando fue consejera del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). En esa ocasión (julio de 2015) se opuso al informe que daba el visto bueno a la autorización previa o de emplazamiento del ATC, precisamente por las deficiencias de los terrenos y emitió un voto particular

El Real Decreto 1836/1999 por el que se aprueba el Reglamento sobre instalaciones nucleares y radiactivas., da potestad al titular de energía del gobiernos central (en este caso la Ministra Ribera) a tomar la decisión sobre cada una de las 3 autorizaciones necesarias para poner en marcha el ATC. De esta manera, una siempre orden ministerial, daría al traste con el proyecto sin necesidad de pasar por el Consejo de Ministros.

Esta denegación de autorización debe estar motivada, pero nadie puede dudar que tomar una decisión sobre el ATC de Vilar de Cañas, es una prerrogativa del gobierno central. Así lo avala la sentencia de la audiencia nacional de 14 de julio de 2011 sobre el cierre de la CN de Garoña a pesar de contradecir (como en el caso del ATC) el informe del CSN que permitía prolongar su funcionamiento.  

En caso de que Ribera denegara la autorización al ATC, en nada prejuzgaría sobre si, en un futuro, se optara por otra ubicación para el ATC o bien renunciar definitivamente a él y dejar los residuos temporalmente en almacenes individuales junto a las centrales nucleares, tal y como se está haciendo, poco a poco en España. Esta última opción, es la elegida en países como EE.UU. (que no tiene ATC) y además ahorraría al "Fondo para la financiación de las actividades del Plan General de Residuos Radiactivos" 2.800 millones que cuesta (según Enresa) el ATC, así como unos 100 millones más (según Carlos Bravo de Greenpeace) que costaría el transporte de los residuos desde las CC.NN. hasta el ATC.

Para María Andrés (portavoz de la Plataforma) "Nos preguntamos la razón de no tomar ya una decisión. Se ha abierto una ventana de oportunidad que no sabemos el tiempo que durará, por eso, pedimos a la Ministra sensatez y que cierre ya el proyecto del ATC en Villar de Cañas, nada se lo impide. Demorar la decisión, supondría que un nuevo gobierno, tras las alecciones de 2020, podría retomar un proyecto como el ATC, poniendo a la población de la comarca de Villar de Cañas en un riesgo intolerable".

La Plataforma está realizando gestiones para conseguir una reunión con el Secretario de Estado de Energía (José Domínguez Abascal), persona elegida por la Ministra como interlocutor para la política sobre energía nuclear.

viernes, 15 de junio de 2018

Todo listo para que hoy se pare el ATC

 La Plataforma contra el cementerio nuclear está expectante con las decisiones del segundo Consejo de Ministras y Ministros del gobierno de Sánchez
Al igual que en el segundo Consejo de Ministros de Rajoy, hoy se podría tomar una decisión en relación con el cementerio nuclear de Villar de Cañas
Las circunstancias y diversas instituciones y organizaciones sociales, confluyen en dejar el camino abierto a que hoy se cierre el proyecto del ATC 
El 30 de diciembre de 2011, el segundo Consejo de Ministros del gobierno de Mariano Rajoy (el primero fue el 23 de diciembre) tomó la decisión de ubicar el cementerio nuclear en Villar de Cañas. Seis años y medio después, el paralelismo es evidente. 
En ese momento Soria (ministro responsable de energía en 2011) afirmó que tomó la decisión puesto que todo el expediente estaba completo. Ahora, también está todo el procedimiento terminado en relación con la "autorización previa o de emplazamiento" y la decisión (según el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas) es competencia del ministro o ministra de la cartera de energía. Es decir, la ministra Ribera podría llevar al Consejo de Ministras y Ministros de hoy (simplemente para informar pues la decisión estaría ya tomada) una Orden Ministerial en la que se deniegue la autorización previa o de emplazamiento al ATC. 
Además, esta decisión cuenta con el apoyo de las 5 principales organizaciones ecologistas que presentaron ayer las "Propuestas para los primeros 100 días del Gobierno de Pedro Sánchez". En el punto 8c se propone "Retirar la demanda de la Abogacía General del Estado a la ampliación de la ZEPA de El Hito y denegar la autorización previa al ATC". 
Por su parte, la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital del Congreso de los Diputados, aprobó este pasado miércoles por unanimidad, el informe que ha elaborado la ponencia que se constituyó para analizar las actividades realizadas por el Consejo de Seguridad Nuclear durante 2016. En ella, ha pedido al Gobierno que clarifique, en un periodo máximo de tres meses, cuál será el futuro del proyecto de construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos radiactivos previsto en la localidad de Villar de Cañas. 
También el CSN hizo público en la reunión del Comite Asesor del pasado 7 de junio que no presentará informe sobre la "autorización de construcción" del ATC hasta, por lo menos, el otoño, a pesar de haber anunciado previamente, que dicho informe era inminente. Esto se produce ante las evidentes dificultades técnicas de los terrenos y el giro en la toma de postura del ejecutivo en relación con la energía nuclear.
María Andrés (portavoz de la Plataforma y vecina de Villares del Saz) ha declarado: "Tenemos los dedos cruzados esperando la buena noticia. No vemos ninguna razón para que hoy mismo no podamos dejar atrás esta pesadilla que dura ya demasiado, puesto que los terrenos no valen y el ATC no es necesario. Pero si se retrasa, confiamos en que no sea por mucho tiempo."

jueves, 7 de junio de 2018

La Ministra Ribera puede parar el ATC

La Plataforma saluda a la nueva ministra de Transición Energética y Medio Ambiente y al resto del nuevo ejecutivo y  plantea los posibles pasos para parar el cementerio nuclear en Villar de Cañas
Mañana mismo podría firmar la denegación de autorización previa y cerrar definitivamante el proyecto.
Los colectivos que se oponen al cementerio nuclear en Villar de Cañas, valora positivamente que el gobierno de Sánchez integre en un ministerio los aspectos ambientales y de energía y desea a su titular (Teresa Ribera) que acierte en su gestión.
El Real Decreto 1836/1999 por el que se aprueba el Reglamento sobre instalaciones nucleares y radiactivas (actualizado en marzo de 2015), marca la necesidad de 3 autorizaciones para instalaciones como el ATC: "autorización previa o de emplazamiento", "autorización de construcción" y "autorización de explotación". En todas ellas es preceptivo el informe de Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que es vinculante en caso de ser negativo. Según el abogado que asesora a esta Plataforma, la declaración de impacto ambiental (DIA) solo sería preceptiva para la segunda de las autorizaciones (autorización de construcción), pero no para la "autorización previa o de emplazamiento".
Enresa, como promotora del proyecto, presentó en enero de 2014, las 2 primeras solicitudes simultáneamente al ministerio competente (en ese momento el Ministerio de Industria Energía y Turismo cuyo titular era J. M. Soria), que a su vez lo remitió al CSN para informar. El 27 de julio de 2015 El CSN, aprobó por mayoría el informe a la "autorización previa o de emplazamiento"  (con una fuerte respuesta social y el voto particular en contra de la entonces Consejera Cristina Narbona por los riesgos geológicos de los terrenos).
En definitiva, como ya se dispone del informe preceptivo, se ha sometido a información pública y se han recibido los informes de otras administraciones afectadas, Ribera podría firmar sin más trámites, la denegación de la autorización y de esa manera el proyecto del ATC en Villar de Cañas sería historia.
Otra opción que tiene Ribera, como titular de medio ambiente es dejar que los técnicos responsables de la evaluación de impacto ambiental, hagan su trabajo y emitan  una DIA negativa. Puesto que la Plataforma, no concibe que se pueda calificar este proyecto como compatible con la preservación de los enormes valores ambientales de la zona, siempre y cuando los técnicos no sufran presiones. Una vez emitida la DIA negativa, la autorización de construcción no podría ser positiva.
La nueva ministra de justicia (Dolores Delgado) también podría actuar, retirando la demanda de la Abogacía General del Estado contra la ampliación de la ZEPA de El Hito. Aunque no paralizaría el procedimiento (también está personado el ayuntamiento de Villar de Cañas) la demanda tendría menos opciones de prosperar, cuando el procedimiento (en la Sala Contencioso-administrativo del TSJ de CLM) está en su fase final.
En todo caso, estas acciones que se podrían sustanciar en pocos días o unos meses, no solucionan la gestión de los residuos nucleares. Para ello, habrá que esperar a tener un calendario de cierre de las centrales nucleares, asunto este que cada vez se ve más cercano.
La plataforma defiende una gestión responsable de los residuos nucleares y no solo cerrar el ATC de Villar de Cañas. Por ello, una vez concretado el calendario de cierre, hay que elaborar un nuevo plan de gestión de residuos radiactivos (el vigente es de 2006 y está obsoleto) en donde se defina democráticamente, la forma menos mala de confinar los residuos nucleares. Pero a estas alturas, no parece muy lógico construir un almacenamiento temporal, dado que ya existen o están en construcción en las centrales nucleares.

domingo, 3 de junio de 2018

Nuevas esperanzas de parar el cementerio nuclear

La Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca no oculta su satisfacción ante el cambio de Gobierno
Los primeros pasos del nuevo gobierno de Sánchez pueden ser definitivos para el futuro del proyecto del ATC
La Plataforma defiende poner en marcha inmediatamente las propuestas del Congreso y elaborar de forma participada el 7º PGRR
Cuando la situación del proyecto del ATC estaba más complicada que nunca para los intereses de la Plataforma, el cambio en la Moncloa, ha supuesto un gran alivio para los miembros de la Plataforma: Pedro Sánchez se ha manifestado públicamente en varias ocasiones en contra de ubicar el ATC en Villar de Cañas.
Desde el colectivo anti ATC, se ha puesto sobre la mesa en numerosas ocasiones, que la conveniencia partidista fue la principal razón para designar a Villar de Cañas para implantar el ATC, que fue 4º en las puntuaciones técnicas. Así se puso de manifiesto cuando se demostró, por numerosos informes oficiales, que los terrenos no eran adecuados para albergar una instalación tan peligrosa como un almacén nuclear. Por ello, los próximos movimientos del Gobierno entrante, el grupo parlamentario que lo sustenta y sus aliados, podrían paralizar definitivamente el proyecto.
Pero más allá de si se construye el ATC en Villar de Cañas, asunto que se aleja con este cambio político, la Plataforma defiende que la construcción de un ATC se debería reconsiderar dentro de la planificación en la gestión de los residuos nucleares.
Dado que la Plataforma está integrada en el Movimiento Ibérico Nuclear (MIA), participa de la posición expuesta en su nota de prensa del 1 de enero "Ante la elección de Pedro Sánchez"[1]. Así, la Plataforma vincula el destino futuro de los residuos nucleares al periodo de funcionamiento de las centrales que los generan. 
Por ello, el escenario más favorable para la Plataforma, sería contar en breve con un calendario de cierre de las centrales nucleares. Esto podría ocurrir en muy poco tiempo si se vuelve a tramitar y se aprueba la “Proposición de Ley para el cierre de las centrales nucleares” que se presentó en febrero de 2017 por el  Grupo Parlamentario de Unidos Podemos y sus confluencias[2] (y admitido de nuevo por la mesa del congreso el pasado 3 de mayo[3]). Que plantea el cierre escalonado de las nucleares, empezando en 2020 (Almaraz) y terminando en 2024 (Trillo). O bien una proposición de ley del nuevo gobierno, en cumplimiento del programa electoral del PSOE, que plantea el cierre de las nucleares al cumplirse los 40 años de funcionamiento, lo que supondría cerrar Almaraz en 2021 y Trillo en 2028.
En cualquiera de estos dos escenarios, la administración del estado, escuchando la voz de los ciudadanos, deberá decidir de forma responsable, democrática y transparente, el destino de los residuos de las centrales nucleares.
En definitiva, se hace necesario elaborar de forma participada el 7º Plan General de Residuos Radiactivos (7º PGRR), en aplicación de las propuestas de resolución que ha elaborado la Ponencia del Congreso que fiscaliza la actividad del Consejo de Seguridad Nuclear[4]. De las opciones planteadas en el nuevo plan, una de las posibles sería olvidarse del ATC y empezar a buscar ubicación para un almacén geológico profundo (AGP), en el que Enresa lleva trabajando desde 1987, de manera que se ahorrarían los 2.800 millones de Euros de las arcas públicas que costaría (según ENRESA) construir, operar y desmantelar el ATC. También haría innecesario el transporte del CG desde las nucleares al ATC, cuyo coste, no está cuantificado.
Según María Andrés, portavoz de la plataforma: “No es cierto lo que ha dicho el alcalde de Villar de Cañas el pasado viernes[5], afirmando que el silo nuclear es una necesidad de estado. En el nuevo Plan de gestión por elaborar, no tiene por qué estar presente un ATC en Villar de Cañas o en cualquier otro sitio, dado que la construcción de almacenes individuales en las centrales nucleares, lo ha hecho inútil. Los ciudadanos no se merecen un nuevo derroche de dinero público, para una infraestructura totalmente prescindible, ni poner en riesgo a cientos de miles de personas por unos peligrosos transportes que se pueden evitar.
Pero las movilizaciones siguen siendo necesarias, por eso invitamos a todas las personas y organizaciones a la manifestación antinuclear del 9 de junio en Salamanca y venir a Cuenca el 23 de junio en una "dramafestación" contra el cementerio nuclear"[6].

lunes, 14 de mayo de 2018

Cientos de ciudadanos marcharon por novena vez a Villar de Cañas

La amenaza de la reactivación del proyecto del cementerio nuclear sobrevoló la 9ª marcha a Villar de Cañas
Como en las 8 ocasiones anteriores, la marcha partió a las 11h junto a las oficinas de la urbanización Casalonga perteneciente al TM de Villar de Cañas, donde llegaron vehículos particulares y 1 autobús de Cuenca capital .

En un ambiente festivo, y acompañados de los componentes de los dulzaineros Pipirigay, algo más de 300 personas, caminaron cruzando los campos verdes de Villar de Cañas y junto a los terrenos designados para ubicar el cementerio nuclear, ahora desiertos.

En la marcha ha habido una amplia representación social y política. Marcharon, entre otros, el Coordinador Regional de IU-CLM Juan Ramón Crespo, Pedro Manuel Soriano, Presidente Nacional del Partido Castellano, David Llorente diputado regional de Podemos, El Delegado de la Junta en Cuenca (Ángel Tomás Godoy) El Director provincial de la Consejería de Agricultura y varios ediles de la zona. También acudieron colectivos antinucleares de Madrid y Castilla-La Mancha pertenecientes al Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA), miembros de varios grupos de Ecologistas en Acción de toda la región y de la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Guadalajara. Pero, sobre todo, hubo una gran presencia de personas anónimas, no adscritas a ninguna organización, especialmente de la comarca de Villar de Cañas.

La marcha llegó a las 13:30 a la plaza de El Egido de Villar de Cañas donde esperaban una veintena de vecinos del pueblo que se unieron a la protesta. A continuación, los asistentes con mascarillas y paraguas, se colocaron para escenificar un pasaje del corto "La Fuga".

Acto seguido y antes de dar por concluida la marcha, se leyó el siguiente manifiesto:

13 DE MAYO DE 2018, IX MARCHA CONTRA EL CEMENTERIO NUCLEAR.
Compañeras y compañeros, bienvenidas un año más, y ya van 9… ¡¡Tras 8 años de lucha, el cementerio nuclear sigue parado, pero este año el gobierno de Mariano Rajoy quiere mover ficha!! 
Este año estamos de nuevo en Villar de Cañas, este año nos toca ponernos serias, nos toca hacer una importante reivindicación, nos toca hacernos oir:
Ni en tu pueblo ni en el mío, no a la energía nuclear, no asumimos los riesgos de la energía nuclear, no los asumimos, porque son excesivamente peligrosos para nosotros y para el futuro de la humanidad, no los asumimos porque solo aportan beneficio para unos pocos, no los asumimos porque nadie nos ha preguntado.
Sin las centrales nucleares no tendríamos que pensar qué hacemos con estos residuos que han de mantenerse a “buen recaudo” durante demasiados años. Demasiados años sí, tantos, que nosotros no veremos la biosfera libre de este riesgo, ni nuestros hijos, ni nuestros nietos…
¿Quién nos asegura que no nos tendremos que enfrentar a una Fuga Radiactiva?, perder y dejarlo todo, condenar a las generaciones futuras… ¡¡NO LES IMPORTAMOS!!
Este año el Gobierno de Mariano Rajoy quiere otorgar los permisos para construcción del cementerio nuclear, quieren seguir adelante con un proyecto que ante todo NO ES NECESARIO, pero lo peor de todo es que quieren seguir adelante con un proyecto con inmensas carencia técnicas y de seguridad, LES IMPORTA MUY MUY POCO CUALQUIER PERSONA QUE VIVA EN ESTA COMARCA, EN ESTA REGIÓN Y EN ESTE PAÍS. Entendemos por la trayectoria que llevamos viviendo estos más de 8 años, que su empeño e interés tiene que ver con las redes clientelares entre el gobierno y grandes empresas lo hemos denunciado varias veces ante la fiscalía anti corrupción y lo seguiremos haciendo.
ASÍ LO VENIMOS VIENDO LICITACIÓN TRAS LICITACIÓN. ¡¡NO LES IMPORTAMOS!!
Seguiremos argumentado nuestro NO al cementerio nuclear, tenemos razones sobradas para ello:
1. Se designó a Villar de Cañas por motivos de conveniencia política, con oscurantismo y sin las debidas garantías democráticas, primero en un pleno a media noche y sin estar en el orden del día. Y luego en un Consejo de Ministros, aprobando la 4ª opción y cambiando la motivación, merced a un acuerdo entre el ministro Soria y Cospedal.
2. Los terrenos no son adecuados desde el punto de vista geológico y así lo han puesto de manifiesto numerosos informes, incluidos los elaborados y los encargados por el Consejo de Seguridad Nuclear.
3. La enorme peligrosidad del transporte de los residuos desde las centrales nucleares hasta aquí, pasando por nuestras carreteras y nuestros pueblos.
4. Se ha establecido una red clientelar para repartir contratos relacionados con el ATC. Los principales beneficiados han sido Cospedal y su marido, cuya empresa ha recibido 36 millones en contratos. Y lo que es más sangrante, Enresa ha seguido adjudicando contratos después de la paralización legal del proyecto. Imaginad lo que pretenden seguir haciendo ahora…
5. La actuación del pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) sigue siendo escandalosa, hasta tal punto que para nosotros es delictiva. SEGUIREMOS DENUNCIANDO CADA PASO QUE DEN.
6. Teniendo en cuenta la gestión económica Enresa y los déficits de sus cuentas, ¿quién asegura que esta mala gestión y despilfarro va a mantener permitir que haya presupuestos para la gestión de los residuos nucleares?
¡¡NO LES IMPORTAMOS!!
La lucha sigue y éste año seguiremos atentas, pues se pretenden tomar decisiones que nos afectan a todas. Nos encontrarán de frente en cada paso que se de hacia la construcción de este cementerio, porque sabemos que no es una construcción segura y que no es necesaria.
También invitamos a todas a la próxima movilización. Será en Salamanca el 9 de junio  con las compañeras del Movimiento Ibérico Antinuclear, en una estrategia global antinuclear junto con la ciudadanía portuguesa.
Como cada año, desde hace ya 4 marchas, nos gustaría terminar con las palabras de Ladis Martínez, además de su incansable lucha antinuclear. Gracias Ladis, celebraremos pronto el cierre definitivo de este absurdo proyecto, el cementerio nuclear.
No hay espacio para el desánimo, no hay espacio para la resignación. Solo perderemos si no luchamos. Solo perderemos si lo damos por perdido. Cuenca y su provincia está formada por personas dignas y libres. Y los pueblos libres escriben su futuro y no dejan que les impongan desde fuera un proyecto que no creará empleo una vez construido y que sólo traerá miseria, riesgo y abandono… y para siempre.
Estamos aquí y ahora, juntos y unidos en la defensa de lo que es nuestro. Ahora que tenemos claro que vamos a luchar por nuestro futuro, tenemos que darnos ánimos unos a otros, para que crezca la confianza en nuestros compañeros y compañeras de lucha y entrelazar nuestras manos y pelear hombro con hombro para no desfallecer y decir alto y claro, ahora y siempre:
¡EL CEMENTERIO NUCLEAR NO SE PONE!”
Muchas gracias

viernes, 11 de mayo de 2018

El 13 de mayo los vecinos de la comarca de Villar de Cañas reivindicarán su dignidad oponiéndose al cementerio nuclear

La Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca convoca la 9ª Marcha a Villar de Cañas el 13 de mayo, que partirá a las 11:00 de la Urbanización Casalonga.
A la llegada a Villar de Cañas se realizará un performance en colaboración con los artistas de "La Fuga"
La situación del proyecto del ATC se complica, por lo que no se descarta que en 2019 el ATC cuente con todas las autorizaciones

En la rueda de prensa celebrada esta mañana en Cuenca, se presentó la 9ª Marcha  a Villar de Cañas que partirá (como las 8 anteriores) desde la urbanización Casalonga a las 11 de la mañana del domingo 13 de mayo. Tras pasar por los terrenos elegidos para albergar los el ATC, los marchadores entrarán en Villar de Cañas entre las 13:30 y las 14:00 donde se leerá un manifiesto y se realizará una performance.

Los convocantes, que integran a casi medio centenar de organizaciones de ámbito provincial y regional, invitan a toda la ciudadanía a la marcha bajo el lema “No al Cementerio Nuclear. Ni en tu pueblo ni en el mío”. 

Este año se acorta el recorrido, terminando la marcha en la Plaza del Ejido. Pero se mantiene el ambiente lúdico. Así, los Dulzaineros Pipirigay acompañarán a los marchadores. 

Se ha fletado un autobús desde Cuenca, que saldrán a las 9:30h de la mañana desde la Estación de Autobuses, con regreso a Cuenca a las 15h. El precio es de 3 Euros. Todavía hay plazas. La inscripción en busatomicocuenca@gmail.com

Uno de los principales mensajes que se quiere transmitir, es la defensa a ultranza de la dignidad de los vecinos de los pequeños pueblos. Por eso, la Plataforma quiere dar voz a los habitantes cercanos a Villar de Cañas que, sin pertenecer a ningún partido político ni organización, han sido el grueso de las 8 marchas anteriores. Los vecinos ven que, a la amenaza de la despoblación, se añade un basurero radiactivo, que sería la puntilla a  sus esperanzas de futuro.

Hace casi un mes se conocía la presencia de radionucleidos en las aguas subterráneas cercanas a la central nuclear de Ascó. Este percance, ha traído a primer plano la posibilidad de un accidente similar en caso que el ATC se construya en Villar de Cañas, en unos terrenos tristemente conocidos por su vulnerabilidad geológica. Este posible accidente, es el inicio de la trama del corto “La Fuga”, por lo que, al final de la 9ª marcha, se realizará, con los presentes, la recreación de una escena de este corto en elaboración. Por eso, se pide a los marchadores que asistan con una maleta un paraguas negro y una mascarilla, que será transportada a Villar de Cañas en autobús.

El Gobierno de Mariano Rajoy está empecinado en construir el ATC, a pesar de que no es necesario, pues ya existe almacenamiento temporal seguro para los residuos nucleares. Además, está más que demostrado que los terrenos elegidos en Villar de Cañas no son aptos. Así la Plataforma ha conocido que a finales de julio, el ATC podría tener el segundo informe positivo del CSN. Por eso, la presencia de muchas personas en esta marcha es muy importante

Para la Plataforma, el primer paso para la gestión de los residuos nucleares debe ser no generarlos, es decir, cerrar progresivamente las centrales nucleares. A partir de este momento, y una vez conocido el volumen de residuos, se debe abrir el debate sobre cuál es la mejor alternativa desde el punto de vista de la seguridad, pero también desde el punto de vista económico, social y ambiental, pensando (sobre todo) en un almacenamiento definitivo. Este debate debe ser público, transparente, y mantenerse el tiempo necesario que requiere una decisión de tal calibre.

La 9ª marcha está enclavada en toda una serie de movilizaciones. La próxima tiene carácter Ibérico y será en Salamanca el 9 de junio. Así mismo, al finalizar la marcha se informará de nuevas movilizaciones en Cuenca.


La Plataforma está constituida por muchas personas a título individual y 49 organizaciones que son:
AcampadaCuenca, A.D.I. Záncara, A.VV. Casa Blanca, Asamblea de Jóvenes QNK, A.VV. Pozo de las Nieves (Cuenca), A.VV. San Antón, A.VV. San Fernando, A.VV. Tiradores Altos, Agrupación Naturalista Esparvel, ATTAC-CLM, Área de Juventud de IU, ARMH- Cuenca, ASAJA Cuenca, Asociación de Naturalistas Conquenses, ASTAREL, Ayuntamiento de Alconchel de la Estrella, Ayuntamiento de Belinchón, Ayuntamiento de Belmonte, Ayuntamiento de Cuenca, Ayuntamiento de El Hito, Ayuntamiento de Villar de la Encina, Baladre, Caldero Mágico, CC.OO. (U.P. Cuenca), CGT Cuenca, Ciudadanos por la República de Cuenca, Despensa Natura, Ecologistas en Acción - CLM, Ecologistas en Acción - Cuenca, EQUO, FAVECU, FCPN, La Gavilla Verde, Greenpeace, Grupo Ecologista Universales, IU (Agrupación local de Cuenca), Juventudes Socialistas de CLM, Partido Castellano, PCE de Cuenca, Asociación de consumidores ecológicos Pisto, Plataforma Ciudadana Ambiental de Tarancón, Podemos-CLM, PSOE - Cuenca, Salvemos las Tablas Ya, UGT - Cuenca, Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), UPA Cuenca, UPA-CLM, Yesca-Cuenca.