jueves, 5 de julio de 2012

En respuesta al comunicado de la Cámara de Comercio

Ante el comunicado emitido por la Cámara de Comercio de Cuenca en la que hace una encendida defensa de la energía nuclear, en detrimento de las renovables, la AGRUPACIÓN DE EMPRESARIOS CONTRA EL CEMENTERIO NUCLEAR, quiere dar a conocer a la opinión pública lo siguiente:

1. La provincia de Cuenca produce el 100% de su electricidad a partir de renovables o cogeneración. . Es decir, la provincia no genera ni un solo KWH de energía eléctrica a partir de nucleares o centrales térmicas con el 100% de combustibles fósiles.
2. Las principales fuentes energéticas para generar electricidad en Cuenca son: eólica, hidráulica, fotovoltaica y biomasa (en régimen de cogeneración) según los datos oficiales de la AGECAM (Agencia de la Energía de Castilla-La Mancha). Por poner un ejemplo, Cuenca está en el cuarto puesto de las provincias españolas en cuanto a potencia instalada de fotovoltaica (220 MW). Aunque no existen datos desagregados por provincia en el resto de renovables, las estimaciones indican que estas fuentes energéticas producen electricidad suficiente para hacer frente a la demanda de nuestra provincia. Cuando se construyan los nuevos parque eólicos proyectados, Cuenca exportará buena parte de su energía eléctrica.

3. Los puestos de trabajo generados en el sector de las renovables, han llegado a estar por encima de 500 personas, siendo ahora algo menores debido a los sucesivos recortes de apoyo a renovables. En Cuenca trabajaban 250 personas solo en fotovoltaica, de los que desaparecerán (al menos) 150 hasta marzo de 2013. La nuclear no tiene un solo puesto de trabajo en nuestra provincia. Tampoco es cierto que la industria nuclear en su conjunto tenga emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero) cero.

4. La potencia instalada en España es a finales de 2011 (según la Secretaría de Estado de Energía. Ministerio de Industria, Energía y Turismo) de 103.086 MW. Siendo la demanda máxima inferior a 50.000 MW. Por tanto existe más del doble de potencia de la necesaria. En otras palabras, se podrían desconectar las nucleares sin ningún problema desabastecimiento. En Japón, con 54 centrales nucleares, han estado todas desconectadas durante semanas y no ha habido incidencias.

5. La energía nuclear no es necesaria, y en Cuenca no se ha generado ni un solo gramo de los residuos nucleares. El sacrificio que se le exige a esta provincia de albergar el cementerio nuclear, es inútil e injusto. La solución para los residuos se debe discutir de forma abierta, informada y democrática para determinar si se debe construir un ATC, un AGP (Almacén Geológico Profundo), varios ATI, o cualquier otra solución. Pero primero es necesario disponer de un calendario de cierre de las nucleares y después, con toda la ciudadanía, decidir la mejor gestión de los residuos, pero nunca de forma impuesta y antidemocrática, como se ha hecho en Cuenca.

Pocos pueden entender que ante la situación de fuertes recortes en servicios públicos, con el argumento de que no hay dinero, se dediquen 900 millones de Euros a construir el ATC. Además, está por demostrar que el ATC cree puestos de trabajo para esta provincia una vez en funcionamiento, cuando se sabe que todos los procesos están automatizados.
 
6. No es de recibo que la Cámara de Comercio de Cuenca de la espalda a una parte de sus empresas (las de renovables), que pertenecen a un sector dinámico, emergente, autóctono, conocido y apreciado en el extranjero y que da empleo a cientos de personas en Cuenca. Y que sin embargo, apueste por la energía nuclear, ajena a la provincia, mucho menos intensiva en puestos de trabajo y altamente dependiente del exterior.
 
7. La Cámara de Comercio de Cuenca olvida que, según el barómetro del CIS de mayo de 2011 (http://www.cis.es/cis/export/sites/default/-Archivos/Marginales/2880_2899/2888/Es2888.pdf)
la mayor parte de la población española está en contra de la energía nuclear. Por tanto, debería rectificar, ponerse del lado de lo que opinan la mayoría de los ciudadanos y favorecer las empresa propias en vez de las ajenas y apostar de verdad por una actividad industrial, sostenible, creadora de empleo y de desarrollo endógeno y no dejarse arrastras por presiones políticas que poco tiene que ver con lo que conviene a las empresas de nuestra provincia. Nuestro presente y nuestro futuro está en las renovables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada