domingo, 22 de julio de 2012

LAS CONSIDERACIONES DE REPARTO DE BENEFICIOS SE IMPONEN EN LA ELECCIÓN DE LOS TERRENOS PARA EL ATC

ENRESA ha elegido finalmente la zona donde se construirá el ATC y la zona donde se levantará el supuesto vivero de empresas. Ambas están separadas y la elección se ha realizado antes siquiera de caracterizar técnicamente los terrenos, por lo que denunciamos que el único criterio para la elección es el reparto de beneficios.

ENRESA, la empresa pública de gestión de los residuos nucleares, ha elegido la zona sobre la que realizar los estudios técnicos, según declaraciones del alcalde de Villar de Cañas. Sin embargo, con los estudios de suelo sin terminar y sin publicarlos, el ayuntamiento de Villar de Cañas declara que ya existe emplazamiento, o mejor dicho, emplazamientos. Si la instalación del cementerio nuclear y del polígono industrial ya suponen un gran impacto ambiental para la zona, la fórmula planteada es aún peor, pues van a utilizar dos emplazamientos separados físicamente para intentar llevar a cabo el proyecto, lo que desde la plataforma consideramos una aberración y no dudaremos en recurrir.

Curiosamente, el supuesto 'vivero de empresas', se va a realizar en Los Blancares, un terreno de propiedad municipal cuya venta enjugará las deudas de las cuentas del ayuntamiento. Y es que esta es la única forma saldar las deudas de la corporación municipal, puesto que el ayuntamiento regala la licencia de obra para construir el cementerio nuclear. Tras la generosa renuncia al 2% de los más de 700 millones de coste del ATC, la venta del terreno es la única forma de sacar dinero rápido. Las deudas del ayuntamiento de villar de Cañas ascienden a unos 1.197,31€ por habitante. El pago de 10.000 euros por hectárea servirá para cerrar parte de esta deuda.

El emplazamiento para el ATC propiamente dicho se ubica en Las Balanzas, un terreno de 60 Ha perteneciente a doce propietarios y separado de los Blancares. Esto muestra que la relación entre las actividades del ATC y de las empresas del vivero va a ser muy débil, si es que existe alguna. El único criterio para elegir este terreno es el reparto de beneficios entre más propietarios. El que ENRESA pague por encima de los precios de mercado de estos terrenos hace que la elección de los emplazamientos venga a beneficiar a sus propietarios.

El hecho de que la elección se produzca antes de finalizar los estudios técnicos muestra que en el proceso de elección de emplazamiento los criterios técnicos no han tenido importancia alguna, ni siquiera en su fase final. Fuentes cercanas a la plataforma aseguran que familiares cercanos al alcalde del pueblo, ya están realizando cursos de vigilantes de instalaciones radiactivas, así que, esa plaza, que será de las pocas que pretenda dar el cementerio nuclear, ya está cubierta, o al menos, eso pretenden algunos.

Los ciudadanos de Cuenca y de todo el país no vamos a consentir que este proyecto siga adelante, por eso hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía a seguir participando en las movilizaciones. Desde la plataforma hacemos un llamamiento a la cordura de aquellos que no quieran vender sus terrenos, pues en el momento que lo hagan estarán participando de la mayor estafa a nuestra provincia. Desde la plataforma se facilitan los servicios jurídicos necesarios a aquellos propietarios y colindantes que se consideren afectados. La propuesta de ubicación, sitúa el cementerio nuclear a 2 km escasos en línea recta de tres núcleos urbanos, Casalonga, El Congosto y Villar de Cañas, y a 6,5 km lineales de Villares del Saz.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada